El Pentágono confirma la retirada de tropas de Afganistán e Irak en enero

El secretario de Defensa de EE UU en funciones anuncia oficialmente el repliegue antes de que Biden asuma la Presidencia

Soldados estadounidenses en Kabul, Afganistán, en septiembreOMAR SOBHANIREUTERS

El director interino del Pentágono, Christopher Miller, ha anunciado que EE UU retirará 5.000 soldados de Afganistán e Irak antes del 15 de enero. Las tropas estadounidenses en los dos países apenas suman ya 8.000 efectivos.

En declaraciones a la Prensa, Miller, que accedió al cargo tras la destitución la pasada semana de Mark Esper, ha comentado que la decisión está en línea con los compromisos adquiridos por el presidente Donald Trump. También aseguró que había comunicado la decisión tanto a los principales congresistas y senadores, a los socios de EE UU, así como con el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg.

Miller ha sido jefe del servicio de contraterrorismo de EE UU bajo la presidencia de Donald Trump. Veterano de las guerras de Afganistán, donde combatió contra los talibanes, como en Irak. Director de Operaciones Especiales y Guerra Irregular, advirtió este sábado que había llegado el momento de que EE UU abandonase ya unos países donde habría logrado todos sus objetivos. Tras asegurar que el país sigue «comprometido con terminar la guerra contra Al Qaeda» añadió que Estados Unidos enfila ya la fase de transición entre su anterior posición de liderazgo y una de apoyo.

Mientras, Stoltenberg ha advertido del peligro de que podría entrañar una retirada apresurada. «Afganistán corre el riesgo de convertirse una vez más en una plataforma para que los terroristas internacionales planifiquen y organicen ataques», advirtió, y «el Estado Islámico podría reconstruir en Afganistán el califato terrorista que perdió en Siria e Irak».

Sin embargo, para el director interino del Pentágono, EE UU no es «un pueblo en guerra perpetua, eso es la antítesis de todo lo que defendemos y por lo que lucharon nuestros antepasados». «Todas las guerras deben terminar», añadió en su carta del sábado. «Poner fin a las guerras requiere compromiso y asociación. Superamos el desafío y dimos todo lo que teníamos. Es el momento de volver a casa», concluía Miller.