¿Ha usado China armas microondas contra las tropas indias?

A los 15 minutos de haber desplegado este armamento “todos los que ocupaban las colinas comenzaron a vomitar”

El Ejército de China utilizó armas microondas para obligar a las tropas indias a retirarse durante un enfrentamiento fronterizo en el Himalaya, según unas informaciones que han llegado desde Pekín y recogidas por la Prensa británica.

Al parecer los militares chinos convirtieron dos cimas estratégicas en el valle de Galwan que habían sido ocupadas por soldados indios “en un horno microondas”. Esto obligó a las fuerzas indias a retirarse y permitió que retomaran sus posiciones sin necesidad de un intercambio de fuego convencional, publica “The Times”, que cita a Jin Canrong, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Renmin, en Pekín.

Jin explicó a sus estudiantes que a los 15 minutos de haber desplegado las armas, “todos los que ocupaban las colinas comenzaron a vomitar”.

Según narró el profesor, “no pudieron levantarse, así que huyeron. Así fue como retomamos el terreno”, explicó en unas declaraciones de las que también se ha hecho eco el “Daily Mail”.

Las tropas chinas decidieron usar este tipo de armas porque la altitud era demasiado alta para luchar contra un equipo de especialistas en montañismo tibetanos, añadió Jin.

Asimismo, los disparos entre ambos ejércitos están prohibidos según un antiguo acuerdo. Eso sí, cabe recordar que en septiembre, cuando el conflicto escaló, sí que se registró un raro intercambio de disparos del que ambas partes se culparon mutuamente.

Se cree que también Estados Unidos ha desarrollado armas de estilo microondas, sin embargo, el supuesto uso de China podría ser el primero de todo el mundo en ponerlo en marcha contra tropas enemigas.

Cómo funciona

Este arma, según describe el diario británico, se ha concebido para controlar multitudes. Lo que hace es que calienta el agua, la hidratación por debajo de la piel a unas temperaturas tan dolorosas que obligan a la gente a abandonar la zona.

Una revista médica describió la sensación similar a tocar una bombilla médica. Asimismo, la Prensa británica explica que la sobreexposición a la radiación también puede causar dolores de cabeza, náuseas y vómitos.

En una exhibición aérea del año 2014, se exhibió por primera vez el denominado Poly WB-1 chino. Ya entonces se pensó que serviría de suministro para las fuerzas navales chinas.

En 2017, en Estados Unidos se pensó que este tipo de armas se utilizó contra el personal diplomático estadounidense en China y Cuba. 22 funcionarios de EE UU sufrieron una suerte de “ataques sónicos” que entonces desataron una crisis diplomática.

Aunque en general se las conoce como armas “microondas”, porque se parecen a este tipo de hornos, técnicamente se sería más bien la radiación en forma de ondas milimétricas.

En 2007, Estados Unidos dio a conocer el conocido como “rayo de calor” o el Sistema de Negación Activa. Llegó a desplegarse en Afganistán, pero aparentemente nunca se usó contra tropas enemigas. Según recuerda el “Daily Mail”, el Pentágono lo promocionó entonces como “el primer sistema contrapersonal de energía dirigida no letal con un alcance extendido mayor que el de las armas no letales desplegadas actualmente”.