El sospechoso del caso Madeleine fue agredido con una porra en la celda

Christian Brueckner tuvo que ser atendido en el hospital tras sufrir la rotura de dos costillas en la celda del juzgado

Imagen de Christian Brueckner nada más ser detenido por las autoridades italianasAP AP

El principal sospechoso del secuestro y asesinato de Madeleine McCann salió de la cárcel ayer para ir a declarar al juzgado de Braunschweig, en una vista previa a la posible libertad condicional a la que podría acceder el próximo es de enero, y regresó con dos costillas rotas.

La causa no está clara y ha habido un cruce de acusaciones entre los funcionarios y el abogado del pedófilo. Los guardias que lo custodiaban indicaron que Brueckner se cayó en la celda y que se lesionó solo. Sin embargo, su abogado, Friedrich Fulscher, afirma que los guardias lo con una porra después de que se negara ponerse los grilletes en las piernas antes de comparecer ante el juez. El reo y su abogado llegaron una hora antes de la vista, prevista para las 12 horas, pero 20 minutos antes de la comparecencia tuvo que ser trasladado a un hospital para ser atendido. Brueckner regresó dos horas después y se pudo celebrar la comparecencia.

Sin contar con las dos versiones de los hechos, un testigo indicó que la actitud de Brueckner, de 43 años, fue muy beligerante desde el primer momento. Al ser grabado mientras estaba en la celda, se enfadó y protestó airadamente por ello. Después, llenó toda la celda de yogur y atascó el váter con papel higiénico.

Fulscher explicó a “The Sun” que "los guardias estaban grabando a mi cliente a través de una cámara de televisión que había en su celda. Les pedí que se detuvieran y que borraran las imágenes. Ellos se negaron y comenzó una discusión. Esto continuó y atacaron a mi cliente con una porra después de que él se negó a ponerse los grilletes. Sufrió heridas graves, dos costillas rotas”. El abogado indicó que le pidió al juez que ese vídeo fuera eliminado.

Un portavoz del juzgado indicó al diario británico que Brueckner estaba enfadado por que le estaban grabando y que se enfureció. Esto provocó que después se negara a ponerse los grilletes y hubo un forcejeo que acabó con el preso lesionado. De hecho, uno de los sanitarios que acudió a atenderle indicó al diario alemán “Bild” que un oficial del juzgado le había dicho que había habido “disturbios” en la celda. Supuestamente Brueckner “se resistió con vehemencia” a ponerse los grilletes, lo que provocó una pelea entre él y los guardias.

Fulscher presentó una denuncia para que se investigaran los hechos y una portavoz del tribunal indicó que se había abierto una investigación para lo que requirieron los servicios de la policía.

La comparecencia era parte de la apelación de Brueckner contra una sentencia de 21 meses por tráfico de drogas, por la que solicita la libertad condicional a partir del 7 de enero, fecha en la que habría cumplido las dos terceras partes de la condena. De momento, el juzgado no ha tomado ninguna decisión. Además, Brueckner tiene pendiente una condena de siete años por violar a una mujer estadounidense de 72 años en Praia da Luz, Portugal, en septiembre de 2005.