Policías chilenos hieren de bala a dos adolescentes en un hogar de menores

Las investigaciones preliminares indican que los agentes habrían acudido al centro para escoltar a un equipo médico

Protesta contra el El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ayer en SantiagoEsteban FelixAP

Dos adolescentes de 17 y 14 años fueron heridos presuntamente de bala por policías chilenos este miércoles en la Región del Biobío al entrar en un hogar estatal de menores en el sur del país haciendo uso de sus armas.

La Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, dijo que la situación es “una manifestación más del horror que representa la violencia estatal” ejercida por quienes “debiesen proteger a niños, niñas y adolescentes y que en definitiva los atacan de forma reiterada e desmedida”.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos exigió “que se sepa la verdad a la brevedad” y solicitó se transparenten quiénes aprobaron la intervención de Carabineros en un centro de menores custodiados por el Estado.

Los dos jóvenes fueron ingresados en un hospital de la ciudad la noche del martes. El Ministerio de Salud ha detallado que ambos sufren heridas de bala en sus extremidades. Uno de ellos tendrá que ser operado por una lesión de gravedad.

“Se trata de un joven de 17 años con una lesión de gravedad por una herida de bala con entrada y salida de proyectil en su muslo izquierdo y que deberá ser intervenido quirúrgicamente; y un menor de 14 años con una herida con arma de fuego con entrada y salida de proyectil en su pierna, de menor gravedad”, han señalado fuentes ministeriales.

Además de estos dos muchacho, un agente de Carabineros también tuvo que acudir al hospital debido a “una herida cortante y una fractura en uno de sus brazos”, aunque “su estado es estable y fuera de gravedad”, señalan las mismas fuentes.

Las investigaciones preliminares, ha avanzado Delgado, indican que los agentes habrían acudido al centro para escoltar a un equipo médico, “dado que había algunos contextos, aparentemente, de cierta violencia”, que había sido llamado para atender a un joven, “y en ese momento, cuando llega Carabineros, hay una situación que se está investigando”.

La prensa chilena ha podido hablar con el hermano de uno de los jóvenes del centro, quien ha explicado que “Carabineros se portó de forma discriminatoria (...), se formó una pelea, donde ellos sacaron sus armas e hirieron a dos jóvenes, que salieron en defensa de mi hermano”, una persona con problemas psiquiátricos por quien habrían acudido los médicos debido a una crisis.

El Gobierno calificó los hechos de “lamentables” y, a través de un comunicado, señaló que el presidente Sebastián Piñera está “concentrado en que se esclarezca la verdad en forma total y oportuna”.

Por su parte, el nuevo ministro del Interior, Rodrigo Delgado, afirmó que "el general director de Carabineros (Policía militarizada chilena) ha iniciado una investigación sumaria" que debe arrojar resultados en "tiempos bastante acotados".

Desde la Policía declararon que “ningún Carabinero quiere lesionar a un menor de edad” y que se trata de una “situación grave”, para la que dispondrán “todos los antecedentes” en el curso de la investigación.

Diversos videos en los que se ve a los adolescentes heridos y a sus compañeros pidiendo ayuda han circulado por las redes sociales, despertando el rechazo de distintos sectores.

Miembros de la oposición al Gobierno exigen la salida del general director de Carabineros, Mario Rozas, al no ser esta la primera situación grave que protagoniza la institución.

Organismos internacionales como Human Rights Watch (HRW) o Amnistía Internacional denunciaron que tras el estallido social de octubre de 2019 la Policía uniformada ha hecho un uso excesivo de la fuerza y cometido graves violaciones de derechos humanos.

El Sename, por su parte, está hace varios años en el punto de mira de la sociedad civil por las vulneraciones reiteradas que han sufrido niños, niñas y adolescentes ingresados en sus hogares.

Entre 2005 y 2016, se registraron 1.313 muertes de jóvenes internados en centros del Sename.EFE