Volver al pacto nuclear y más firmeza con Putin: así piensa el próximo jefe de la diplomacia de EE UU

Antony Blinken, probable secretario de Estado en la Administración de Joe Biden, es partidario de reconstruir las viejas alianzas estadounidenses

Joe Biden junto a Tony Blinken en una foto de archivo
Joe Biden junto a Tony Blinken en una foto de archivoJonathan ErnstREUTERS

La decisión del presidente electo de EE UU de nombra a Antony Blinken (Nueva York, 1962) como próximo secretario de Estado ha sido alabada incluso por algunas figuras conservadoras. Se trata de un funcionario muy experimentado al frente de la política exterior de Estados Unidos. De 58 años, Blinken es considerado un moderado y goza de buena reputación entre los diplomáticos extranjeros. Su nominación podrá ser fácilmente confirmada ante el Senado.

Si es confirmado, Blinken tendría la tarea de reconstruir las alianzas de Estados Unidos con otros países después de que el presidente Donald Trump haya cuestionado en estos cuatro años algunos de los pilares de la diplomacia tradicional de EE UU.

El futuro secretario de Estado ha sido el rostro principal de la política exterior de Biden durante la campaña de 2020, y ha defendido posiciones como la necesidad de que Estados Unidos reconstruya las deterioradas alianzas por el enfoque “America First” de Trump. A su juicio, el “América primero” de Trump “con su mezcla de nacionalismo, unilateralismo y xenofobia, solo exacerbaría estos problemas”, según escribió en “The Washington Post” en referencia a problemas globales como las migraciones, las guerra cibernéticas. Trump, escribió el año pasado, “se enfrentará a un mundo cada vez más peligroso que se parece más a la década de 1930 que al final de la historia , con populistas, nacionalistas y demagogos en aumento”.

Blinken también ha sido un destacado defensor de que Estados Unidos se reincorpore al acuerdo nuclear con Irán. Además, fue una pieza clave en la gestión de la crisis de Crimea en 2014 bajo el mandato de Obama, según revela “Newsweek”. Aquel año, defendió la importancia de aislar a Rusia y al presidente Vladimir Putin. En una charla en el Brooking Institute, afirmó que esa estrategia de aislamiento es “importante porque la forma en que el presidente Putin y Rusia ejercen el poder es mediante la influencia geopolítica. Y socavar a Rusia políticamente en la comunidad internacional y aislarla políticamente hace que ese poder disminuya”.

En septiembre, Blinken dijo a Associated Press que “la democracia está en retroceso en todo el mundo” y en Estados Unidos. “Nuestros amigos saben quién es Joe Biden. También nuestros adversarios. Esa diferencia se notará desde el primer día”.

La biografía de Blinken revela que fue educado para dirigir su vida hacia el mundo de la diplomacia. Asistió a la escuela secundaria en París, obtuvo una licenciatura en Harvard y luego se licenció en derecho en Columbia. El padre de Blinken, Donald, también está graduado de Harvard y era un banquero de inversiones que se desempeñó como embajador de Estados Unidos en Hungría, según informa Politico.

Blinken ejerció como abogado y de forma muy breve como periodista en The New Republic. Trabajó en el Consejo de Seguridad Nacional durante la Administración Clinton y pasó un tiempo en el Capitolio, donde fue director de personal demócrata del Comité de Relaciones Exteriores del Senado cuando Biden era su presidente. Durante los años de Obama, Blinken fue asesor adjunto de seguridad nacional y subsecretario de Estado.