El régimen de Irán inicia una “nueva fase” en su enriquecimiento de uranio

Los iraníes sacan músculo y anuncian que las 174 centrifugadoras de la central de Natanz ya se han puesto a funcionar

El líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei
El líder supremo, el ayatolá Ali JameneiHO HANDOUTEFE

Las autoridades de Irán han afirmado este lunes que ha iniciado “una nueva fase” en sus actividades de enriquecimiento de uranio y han reiterado que los países firmantes del acuerdo nuclear deben cumplir sus compromisos si esperan que Teherán haga lo mismo.

“Además de las centrifugadoras de primera generación, una cascada de 174 nuevas centrifugadoras Ir-2M enriquecerá uranio en las instalaciones nucleares de Natanz”, ha señalado el representante de Irán ante la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Kazem Qaribabadi, antes de agregar que la inyección de hexafluoruro de uranio es el último paso antes del proceso de enriquecimiento.

Así, ha dicho en declaraciones a la agencia iraní de noticias IRNA que “los tres países europeos -Francia, Reino Unido y Alemania- han anunciado sus posturas sobre el desarrollo de las nuevas máquinas” y ha recalcado que Teherán “les ha trasladado que Irán no puede volver a los compromisos que ha reducido mientras no haya obtenido beneficios del acuerdo nuclear con la retirada de sanciones”.

El Gobierno iraní ha criticado en numerosas ocasiones a los países europeos por no compensar la decisión de Estados Unidos de retirarse en 2018 de forma unilateral del acuerdo nuclear, firmado en 2015, e imponer una batería de sanciones contra el país en el marco de lo que describe como una campaña de “máxima presión” contra Teherán.

En este sentido, Qaribabadi ha dicho que “no es lógico ni práctico que Irán cumpla unilateralmente el acuerdo nuclear, asumiendo los costes”, si bien ha hecho hincapié en que el país sigue respetando los “acuerdos de salvaguardia”, según ha recogido la agencia iraní de noticias Tasnim.

Asimismo, ha recordado que las autoridades iraníes “siguieron comprometidas de forma total y efectiva con todas sus obligaciones durante un año desde que Estados Unidos se retiró del acuerdo” y ha vuelto a criticar a los países por su falta de respuestas.

“Cuando se trata de Irán, muestran graves preocupaciones sobre las medidas recíprocas que Irán adopta, en línea con las cláusulas de la AIEA”, ha lamentado, antes de asegurar que “los países europeos saben que el INSTEX -un instrumento que busca facilitar transacciones con Teherán que no sean en dólares- no es una herramienta efectiva”.

Por otra parte, ha rechazado las acusaciones de Estados Unidos sobre el programa nuclear iraní. “Si Estados Unidos estaba preocupado por las acciones iraníes, ¿por qué se retiró del acuerdo nuclear?”, se ha preguntado. En esta línea, ha criticado a Washington por abandonar el pacto y exigir a Teherán que lo cumpla.

Tal y como recuerda la agencia Europa Press, las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado desde que Estados Unidos se retirara en 2018 del acuerdo nuclear de 2015 y repuntaron en enero después de que el Ejército estadounidense matara en un bombardeo en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani.

“Neutralizar” las sanciones

Precisamente hoy, el líder supremo de Irán, Ali Jamenei, urgió a “neutralizar” las sanciones ya que, a su juicio, no se puede confiar en que Estados Unidos vaya a levantarlas por iniciativa propia durante la futura Administración de Joe Biden.

“Si podemos superar las sanciones con esfuerzo, la otra parte verá que las sanciones son ineficaces y gradualmente las levantará”, subrayó Jameneí en una reunión en Teherán con los jefes de los tres poderes del Estado, según detalla la agencia EFE.