Trump indulta al general Flynn la víspera de Acción de Gracias

El ex consejero de Seguridad Nacional se declaró culpable en 2017 de mentir al FBI y al Congreso sobre sus contactos rusos

El general Michael Flynn fue un estrecho colaborador de Donald Trump durante la campaña de 2016
El general Michael Flynn fue un estrecho colaborador de Donald Trump durante la campaña de 2016Lauren Victoria BurkeAP

En vísperas de la gran fiesta familiar de EE UU, Donald Trump anunció que había indultado al general Michael Flynn. «Es un gran honor para mí anunciar que el general Michael T. Flynn ha recibido un perdón total. Enhorabuena al @GenFlynn y su maravillosa familia, sé que ahora tendrán un Día de Acción de Gracias realmente fantástico», escribió a través de Twitter.

Acuciado por el fiscal especial, Robert S. Mueller, que investigaba el llamado «Rusiagate», confesó en dos ocasiones haber mentido al FBI respecto a sus conversaciones con el entonces embajador ruso en EE UU, Sergey I. Kislyak. En la inminencia de las elecciones de 2016, Flynn, que luego fue nombrado por Trump consejero de Seguridad Nacional, instaba al Kremlin a no tomar medidas contra EE UU a la espera de que Trump ganara los comicios.

Flynn, un general que asesoró a Trump en política exterior durante su campaña electoral, duró apenas 24 días como asesor de seguridad nacional del mandatario una vez que este llegó al poder en enero de 2017.

El general tuvo que renunciar a su cargo tras conocerse que mintió al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y a otros altos cargos del Gobierno sobre sus contactos con el embajador ruso en Washington.

Nunca pudo probarse que sus jefes en la Casa Blanca supieran de sus contactos con la diplomacia rusa. Lo único cierto es que todavía no había sido nombrado y que no podía hablar con una potencia extranjera y negociar en nombre de EE UU. A raíz de la investigación ulterior, Flynn colaboró plenamente con el FBI y proporcionó datos y pistas que llevaron a otras intervenciones.

El fiscal general, William Barr, intentó cerrar el caso. El peligro estribaba en que el juicio parecía irse más allá de una Presidencia con los días contados. Tras años de declaraciones, Flynn cenará en Acción de Gracias sabiendo que la amenaza de la cárcel ha dejado de ser una presencia constante. No pueden decir lo mismo, de momento, otros viejos colaboradores del presidente.