Detenido el supuesto ‘cerebro’ de la matanza de una familia mormona hace un año

Las autoridades mexicanas arrestan al líder de un cártel como presunto autor de intelectual de la emboscada que acabó con la vida de tres mujeres y seis niños con nacionalidad mexicana y estadounidense

Familiares de los LeBaron lloran por la muerte de los nueve asesinados (tres mujeres y seis niños) en una emboscada en la frontera entre Sonora y Chihuahua
Familiares de los LeBaron lloran por la muerte de los nueve asesinados (tres mujeres y seis niños) en una emboscada en la frontera entre Sonora y ChihuahuaMarco UgarteAP

Las Fuerzas de Seguridad mexicanas han detenido a un hombre como presunto autor intelectual de la masacre de seis niños y tres mujeres de una familia mormona, los LeBarón, a principios de noviembre de 2019, cerca de la frontera entre México y Estados Unidos.

La Fiscalía ha informado de que el arresto se produjo el 23 de enero en las inmediaciones de la localidad Juan Mata Ortiz, situada en el municipio de Nuevo Casas Grandes, en el estado de Chihuahua. En la operación, además del supuesto ‘cerebro’ del crimen, identificado como Roberto, también fueron detenidos otros dos hombres, “presuntos integrantes de un grupo criminal”.

El supuesto líder tendría por apodos ‘El 32’ y ‘El Mudo’ y, según el diario ‘Milenio’, encabezaba el cártel de ‘La Línea’ en la zona donde se encontraba. Las autoridades han atribuido la matanza a una disputa entre ‘La Línea’ y ‘Los Salazar’, si bien no están claros los motivos exactos por los que las mujeres y los niños fueron tiroteados.

Los tres sospechosos han sido trasladados a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en Ciudad de México. Durante el operativo, las autoridades también se han incautado de varias armas y municiones, según la nota de la Fiscalía.

Con estas tres detenciones, son ya 17 los presuntos integrantes del grupo detenidos desde el inicio de las investigaciones. El Ministerio Público ha subrayado en su nombre y en el del Gobierno el “compromiso de justicia a las víctimas de este lamentable caso”, en el que intercedió también Estados Unidos dado que varios de los miembros de la familia LeBarón tenían doble nacionalidad.