Atropello masivo: al menos cinco muertos y quince heridos en Tréveris

El conductor del vehículo, un hombre alemán de 51 años, ha sido detenido sin que por el momento se sepa si se trata de un acto de terrorismo

Al menos cinco personas han muerto, entre ellas un bebé de nueve meses, y quince resultaron heridas en un atropello masivo registrado ayer en la ciudad alemana de Tréveris. El suceso se produjo a las dos y media de la tarde cuando un automóvil se abalanzó sobre los transeúntes en una calle peatonal del centro de la localidad y cercana a un mercado que en estos días prenavideños estaba bastante concurrido y lo recorrió haciendo de forma intencionada zig zag para atropellar transeúntes durante varios cientos de metros.

Apenas cuatro minutos más tarde, cuando salió a una calle con circulación, fue interceptado por varios coches de policía y detenido pese a que presentó resistencia. La policía alemana confirmó que detuvo al responsable del atropello múltiple, al que varios medios identifican como Bernd W., y cuyo vehículo -un Range Rover oscuro- fue inmovilizado.

Los fallecidos son un bebe de nueve meses (su madre resultó herida), una mujer de 25 años, un hombre de 45 y una mujer de 73. Además se han contabilizado una quincena de heridos, de los que al menos cinco se encuentran graves.

Para Wolfram Leibe, alcalde de la ciudad, el de ayer fue el “día más negro para Tréveris después de la Segunda Guerra Mundial”. Leibe se mostró conmocionado en unas breves declaraciones ante los medios tras recorrer las calles afectadas y habló de “horror”. “No quiero especular, pero todos nos estamos preguntando, ¿qué lleva a una persona a hacer algo así?”, declaró el alcalde.

“Por supuesto no tengo respuesta a esta pregunta”.

La Fiscalía de Tréveris explicó que el sospechoso es un hombre de 51 años con nacionalidad alemana, que nació en Tréveris y que había residido habitualmente en los alrededores de la ciudad, aunque había pasado los últimos días “en su vehículo”.

El detenido, que estaba fuertemente alcoholizado al ser arrestado (1,4 mg/l muy por encima del límite legal de 0,25 mg/l), no tenía antecedentes pero se está investigando que pudiese tener alguna “enfermedad psiquiátrica”, ya que recientemente se le habían hecho unas pruebas. Se le investiga por cuatro presuntos delitos de asesinato y “muchos más” de intento de asesinato al entender que se trató de un acto “malintencionado” en el que se empleó el coche “como un arma”. Hoy está previsto que pase a disposición judicial y está por ver si queda en prisión preventiva o si se le interna en una institución psiquiátrica, indicó la Fiscalía de Trier.

La Policía asume que se trata de un perpetrador solitario.

La Policía de la localidad alemana apuntó que “no tienen ningún indicio de que el peligro perdure” una vez que se ha practicado la detención del conductor. Toda la zona quedó acordonada mientras los investigadores recogieron pruebas. Un gran número de agentes se desplegaron en el centro de la ciudad, algunos de ellos fuertemente armados, mientras un equipo de artificieros revisó el vehículo para descartar que hubiese algún artefacto y dos helicópteros. La policía pidió a los ciudadanos que evitaran en la medida de lo posible la zona afectada. Las primeras llamadas de emergencia fueron recibidas por los bomberos poco antes de la dos de la tarde. Los videos publicados en Twitter muestran tiendas dañadas en la zona peatonal y un herido tirado en el suelo, así como una ambulancia. En otro vídeo, subido a Internet por un medio de la prensa local, que parecía mostrar el arresto, se ve a los policías sujetando en el suelo a un hombre. No se pudo confirmar de inmediato la autenticidad del vídeo, que fue borrado de la red poco después de que la policía pidiera a la comunidad no compartir ni fotos ni vídeos de lo sucedido.

La jefa del Gobierno del Land de Renania Palatinado, Malu Dreyer, se refirió a un “día horrible” al visitar a media tarde la ciudad y de “vidas arrancadas” en “un segundo” y destacó especialmente la muerte de “un bebé”. Pidió además apoyo rápido para los damnificados. El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, dijo  que los hechos de Tréveris son “estremecedores” y transmitió su apoyo, de parte de la canciller Angela Merkel, a los familiares de las víctimas y a los heridos. Roger Lewentz, ministro del interior estatal, elogió a los cuerpos de seguridad por su rápida reacción, indicando que detuvieron al vehículo y apresaron al conductor cuatro minutos después de recibir la primera llamada de auxilio.

El atropello devolvió a la mente de muchos alemanes la pesadilla que se vivió el 16 de diciembre de  2016 cuando un mercadillo de Navidad fue el objetivo de los terroristas, que con un camión atropellaron a una multitud que estaba realizando sus compras. Los servicios de inteligencia alemanes hacía tiempo que sospechaban que los mercadillos navideños podían ser un objetivo yihadista. El ataque, reivindicado por Estado Islámico, causó 12 muertos y unos 50 heridos. Este año, el 24 de febrero, al menos 15 personas, entre ellas menores de edad, resultaron heridas al irrumpir un coche en una marcha de carnaval en la localidad de Volkmarsen, en el centro de Alemania. El conductor fue detenido. Según portavoces de la policía local citados por medios locales, el atropello fue intencionado y el departamento de Interior de Hesse no descartó un ataque de motivación política.

La Policía había pedido a los ciudadanos, a través de su cuenta en esa red social, que permanecieran en sus casas hasta que se aclare lo sucedido.

Las primeras llamadas de emergencia fueron recibidas por los bomberos poco antes de la dos de la tarde. Se dice que el hombre condujo alrededor de un kilómetro por la ciudad e hirió de gravedad a varias personas. Los videos publicados en Twitter muestran tiendas dañadas en la zona peatonal y un herido tirado en el suelo, así como una ambulancia.

Sebastian Schmitz, lokalo.deAP

Según explica el portal ‘Volksfreund’, “el automóvil habría ido desde Porta Nigra hacia el mercado principal y posteriormente hacia Fleischstrasse, hiriendo a varias personas allí”. El arrestado aceleró al entrar en la zona peatonal y arrolló viandantes a su paso.

Un testigo ha informado que el coche era un Range Rover gris oscuro y el conductor iba a gran velocidad. «En el momento del impacto, vi cuerpos volando por el aire», ha dicho a medios locales. Los servicios de emergencia se encuentran atendiendo a varios heridos todavía tendidos sobre el suelo.

Asimismo, la Policía no ha querido por el momento dar más información sobre el sexo o la edad de los muertos y heridos. En una nota oficial publicada en redes sociales, el cuerpo local de Policía de Tréveris ha comentado: “Hemos detenido a una persona y se incautó un vehículo. Según los hallazgos iniciales, dos personas murieron. Continúe evitando ir al centro de la ciudad”.

Tréveris es una ciudad al suroeste de Alemania, situada en la región vinícola de Mosel y cerca de la frontera con Luxemburgo.