Roban en el avión ruso “del fin del mundo”, la nave secreta de Putin

Preocupación en Moscú por el robo en la aeronave diseñada para evacuar al presidente en caso de un ataque nuclear

Un modelo del avión Ilyushin Il-80, un aparato militar modificado a partir del Ilyushin Il-86
Un modelo del avión Ilyushin Il-80, un aparato militar modificado a partir del Ilyushin Il-86STRINGERREUTERS

Un grave fallo de seguridad en el corazón del aparato de seguridad de Rusia. La Policía rusa está investigando un robo en un centro de comando nuclear ultrasecreto, conocido como el “avión del fin del mundo” o “avión del juicio final”. Se trata de la aeronave militar Ilyushin-80, diseñada para transportar a altos funcionarios rusos, incluido el presidente Vladimir Putin, en caso de que hubiera un ataque nuclear.

Según la noticia reflejada en los medios rusos, los ladrones robaron 39 objetos y equipos de radio valorados en al menos 100.000 libras dentro del aparato, aunque las autoridades no revelaron detalles del contenido sustraído. Al parecer, personas no identificadas entraron por la escotilla de carga del aparato en el Complejo Científico y Técnico de Aviación Beriev Taganrog, ubicado en el sur de Moscú. El robo solo se conoció tras realizarse una inspección en el aparato.

Dimitri Peskov, secretario de prensa de Putin, describió el episodio como una “situación de emergencia” y anunció una investigación inmediata para esclarecer lo sucedido.

Existen cuatro aviones del tipo Ilyushin-80 en la Fuerza Aérea Rusa. Una de sus características es que pueden volar de forma ininterrumpida durante días mediante el reabastecimiento de combustible en el aire. En el interior del avión no existe casi vidrio, a excepción de la cabina, para evitar que los pasajeros sean cegados en caso de explosiones atómicas. Al tener una antena especial y una red de comunicación, la aeronave puede comunicarse con la flota de submarinos nucleares de Rusia.

Los aviones del “día del juicio final” fueron bautizados así por los norteamericanos. Los modelos rusos pueden despegar desde cualquier aeródromo civil o militar, según la agencia estatal de noticias RIA Novosti. Cada uno tiene un motor potente y modernas instalaciones de comunicación. Los modelos más famosos de este tipo de aviones especializados son el Boeing E-4B estadounidenses, basados en el Boeing 747.