El rey Carlos XVI Gustavo de Suecia abandonó este jueves su habitual discreción política
El rey Carlos XVI Gustavo de Suecia abandonó este jueves su habitual discreción políticaManish SwarupAP

El rey de Suecia critica la respuesta nacional frente al coronavirus

“Hemos fracasado. Tenemos un gran número de personas que ha muerto y eso es terrible”, lamenta Carlos XVI Gustavo en una entrevista televisiva

En una declaración poco común para un monarca que normalmente se abstiene de entrar en polémicas políticas, el rey Carlos XVI Gustavo de Suecia aseguró este jueves que el país “no pudo” salvar vidas durante la pandemia

“Creo que hemos fallado”, aseguró el monarca a la televisión pública SVT en una entrevista para un programa del resumen del año que se emitirá el lunes. “Tenemos un gran número de personas que ha muerto y eso es terrible”, agregó el Rey.

“La gente de Suecia ha sufrido tremendamente en condiciones difíciles. Uno piensa en todos los miembros de la familia que no han podido despedirse de sus familiares fallecidos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder decir un calurosa despedida “, lamenta.

Cuando le preguntaron si tenía miedo de resultar infectado con el virus, el rey, que tiene 74 años, respondió: “Últimamente, se ha hecho más evidente, se ha ido acercando más y más. Eso no es lo que uno quiere”.

El príncipe Carlos Felipe, hijo mediano de Carlos XV, y su esposa, la princesa Sofía, padecieron la covid-19 recientemente y otros miembros de la familia real tuvieron que hacerse una prueba, aunque dieron negativo, lo que aumenta el temor a contagiarse con el virus.

Algunos comentaristas tomaron los comentarios como una reprimenda a la controvertida estrategia contra el coronavirus de Suecia, que se ha basado principalmente en medidas no coercitivas y que solo ahora, bajo los efectos de una segunda ola que está colapsando el sistema sanitario, comienza a poner en marcha fuertes restricciones para frenar la circulación de personas.

El rey de Suecia tiene poderes en gran parte ceremoniales y no suele comentar sobre cuestiones políticas. Sin embargo, interrogado por France Presse, el Tribunal Real de Suecia destacó que las declaraciones no deben tomarse como un comentario sobre la estrategia y son “apolíticos”.

“El Rey se refiere a toda Suecia y a toda la sociedad. Lo que está haciendo el Rey es mostrar empatía por todos los afectados de diferentes formas y también por los que han muerto en la pandemia”, asegura Margareta Thorgren, jefa de información de la corte , dijo.

El comentario llega en un momento en que la estrategia sueca está nuevamente bajo escrutinio, ya que una segunda ola difícil ha visto aumentar tanto el número de casos nuevos como las muertes.

El país de unos 10,3 millones registró el jueves un total de 7.893 muertes asociadas a covid-19, con más de 1.900 de ellas solo desde principios de noviembre. También vio que el número de hospitalizaciones ascendía a 2.500, superando el pico registrado en abril.

Suecia registra una tasa de mortalidad de 75,29 por 100.000 habitantes, cinco veces más que Dinamarca y diez que Noruega y Finlandia, aunque por debajo de los países más afectados como España, Italia, Reino Unido y Francia.

Una comisión nombrada por el Gobierno sueco constató hace dos días en un primer informe parcial el “fracaso” en la gestión de las autoridades, centrado sobre todo en las residencias de ancianos, donde se han producido la mitad de las muertes, mientras la segunda ola golpea el país y ha sobrecargado su sistema sanitario.