Cruce de acusaciones por unas maniobras conjuntas de cazas rusos y chinos en Corea del Sur

Seúl denuncia que 19 aviones de combate entraron en su espacio aéreo

Chinese fighter jets entered Taiwan's Air Defense Identification Zone (ADIZ)
Imagen de archivo de un caza chinoTAIWAN MINISTRY OF DEFENSE / HANEFE

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha indicado hoy que los aviones de combate chinos y rusos no entraron en el espacio aéreo de Corea del Sur, después de que Seúl dijera que lanzó aviones de combate en respuesta a una intrusión en su zona de identificación de defensa aérea. “Durante este entrenamiento, los aviones de combate chinos y rusos acataron estrictamente el derecho internacional y no entraron en el espacio aéreo de Corea del Sur”, dijo el portavoz del ministerio, Zhao Lijian, a los periodistas en Beijing.

El Estado Mayor Conjunto del Ejército de Corea del Sur denunció ayer que 19 cazas de China y Rusia ingresaron en su espacio aéreo en lo que, al parecer, eran unas maniobras conjuntas.

En concreto, cuatro aviones chinos entraron primero a la Zona de Identificación de Defensa Aérea surcoreana sobre el mar Amarillo, a los que han seguido 15 cazas rusos que llegaron desde el lado norte, según ha detallado el Ejército.

En un comunicado, Seúl ha detallado que los dos países realizaban un ejercicio conjunto y ha agregado que el Ejército surcoreano ha movilizado aviones de combate de la Fuerza Aérea antes de su entrada a la Zona de Identificación de Defensa Aérea “como preparación contra situaciones de accidente”.

Las zonas de identificación de defensa aérea no son un espacio aéreo territorial y no están vinculadas a las leyes internacionales. Sin embargo, un avión de combate extranjero debe notificar previamente su intención de acercarse a dichas zonas, en línea con las reglas internacionales, para prevenir enfrentamientos accidentales, entre otros incidentes.

En este sentido, el Ejército surcoreano ha detallado que el Ejército chino había informado a Corea del Sur de que sus aviones estaban realizando un entrenamiento “normal”, según ha informado la agencia de noticias surcoreana Yonhap.