La estrategia de “tierra quemada” del Estado Islámico

Los terroristas difunden un vídeo sobre el ataque y destrucción de varios enclaves en el Congo

Thumbnail

No es ningún secreto que la estrategia del Estado Islámico (Isis, Daesh) es la de “tierra quemada”, con el asesinato de los que encuentran a su paso y la destrucción de casas, iglesias, cosechas o enseres pertenecientes a los “infieles”.

A través de sus redes sociales, los terroristas han difundido hoy fotografías y un vídeo, que se reproduce en esta misma noticia, con los que informan del ataque a sendos enclaves en el Congo. Se pueden ver a las personas asesinadas (LA RAZÖN no las publica) y el incendio de las casas de un poblado.

Los terroristas de Daesh, tras la derrota militar que sufrieron en Siria y la muerte de su primer “califa”, Abu Bark Baghdadi, han logrado relanzar sus actividades mediante una actividad de guerrillas que dan golpes de mano y huyen del lugar a continuación. Se trata de sembrar el terror entre la población para que no se sienta segura en ningún momento.

Lo mismo ocurre cuando perpetran atentados en occidente, como los cometidos recientemente en Niza y Viena.

El Estado islámico, a diferencia de lo que ocurre con Al Qaeda, cobra cada día más fuerza entre los yihadistas, sobre todo después de la liberación de presos que lograron tras el asalto a sendas prisiones en Afganistán y el Congo, de donde lograron rescatar a un total de 1.200 reclusos terroristas. El mensaje que lanzaron ha calado ya que vinieron a demostrar que no “abandonamos a los nuestros” y somos capaces de “derribar los muros”, lema de la campaña para atacar los centros penitenciarios.