Los asistentes a la fiesta ilegal en un almacén abandonado en Lieuron, Brittany en Francia que fue desarticulada hoy tras permanecer ininterrumpida desde NocheviejaAMAR TAOUALITAMAR TAOUALIT via REUTERS

La Policía francesa desaloja una gran fiesta “rave” de 2.500 personas sin mascarilla

La macrocelebración que viola el toque de queda y las restricciones se inició en Nochevieja. Los asistentes se enfrentaron a los agentes y quemaron un coche policial

La Policía francesa desalojó este sábado una gran fiesta en el noroeste de Francia que había estado en marcha desde la víspera de Año Nuevo, desafiando el toque de queda y las restricciones del coronavirus que prohíben las grandes reuniones.

Unas 2.500 personas habían asistido a la fiesta rave en un almacén sin usar en Lieuron, cerca de Rennes, y algunas se enfrentaron con los agentes el sábado, dijo la Policía. El ministro del Interior, Gerald Darmanin, aseguró en Twitter que a los asistentes a la fiesta se les impuso multas cuando abandonaron el almacén y que los organizadores fueron identificados y procesados.

La prefectura de Ille-et-Vilaine dijo en Twitter que se habían impuesto 450 multas por asistir a una fiesta ilegal, romper el toque de queda y no usar máscaras. Las autoridades sanitarias locales instaron a los asistentes a la fiesta a que se aislaran durante siete días.

Violencia contra la Policía

Los fiscales de Rennes han abierto una investigación sobre la organización ilegal de un evento musical y el uso de la violencia contra la autoridad, dijo la prefectura el sábado después de los enfrentamientos.

Los participantes de la fiesta rave incendiaron un coche de la policía y otros tres vehículos resultaron dañados, informó la prefectura. Los asistentes a la fiesta arrojaron botellas y piedras a la Policía, y varios agentes sufrieron heridas leves.

Con el mayor número de casos de covid-19 en Europa occidental, Francia está intensificando las restricciones de coronavirus, imponiendo un toque de queda más temprano en 15 departamentos del noreste y sureste a partir del sábado, a partir de las 6 p.m. en lugar de las 8 p.m.

Francia ya ha tenido dos cierres nacionales desde que comenzó el brote y el último se alivió a mediados de diciembre, pero los restaurantes y bares están fuera de los límites por ahora y no está claro cuándo podrían reabrir.