El incierto destino de la hermana de Kim Jong Un

Kim Yo Jong no figura en la lista de Corea del Norte para su poderoso Politburó

Kim Yo Jong, la hermana del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un
13/01/2021
Kim Yo Jong, la hermana del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un 13/01/2021Servicio Ilustrado (Automático) PATRICK SEMANSKY/POOL / ZUMA PRE

¿Dónde está Kim Yo Jong, la influyente hermana del líder norcoreano? Esa es una pregunta que muchos de los observadores de uno de los países más aislados del mundo y con armas nucleares se preguntan después de ver la lista del líder absoluto Kim Jong Un para el poderoso Politburó en la que ella no aparece. Algunos dicen que Kim Jong Un podría haber degradado a su hermana por errores en las políticas generales. Otros, sin embargo, creen que podría estar preocupado por su rápido ascenso y su perfil cada vez más alto mientras intenta reforzar su autoridad nacional frente a los crecientes desafíos económicos.

Los rumores de que Kim Yo Jong es la heredera de su hermano podrían ser peligrosos porque “plantean la cuestión del control de Kim sobre el poder y la salud dentro de Corea del Norte”, dijo Oh Gyeong-seob, analista del Instituto de Unificación Nacional de Corea de Seúl. Esta, dijo, es la razón por la que Kim Jong Un está frenando su ascenso en el poder. Se esperaba que Kim Yo Jong, quien se convirtió en miembro suplente del Politburó el año pasado, fuera nombrada miembro de pleno derecho durante un congreso del Partido de los Trabajadores que terminó el martes. Ser miembro del Politburó se considera crucial para los funcionarios de alto nivel que esperan prosperar en el gobierno de Kim Jong Un porque ahí es donde toma sus decisiones clave, incluida la decisión de 2013 para ejecutar a su poderoso tío Jang Song Taek y la purga del jefe militar Ri Yong Ho en 2012.

Cuando el congreso de ocho días, el primero de este tipo desde 2016, se inauguró la semana pasada, Kim Yo Jong, de la que se estima que tiene unos 32 años, se sentó junto a los líderes, destacándose entre los mandos del partido, a menudo ancianos y en su mayoría hombres. Pero cuando el congreso anunció el lunes una lista de los 30 miembros suplentes y de pleno derecho del Politburó, incluido Kim Jong Un, de 37 años, su nombre no estaba allí. Kim Yo Jong no ha sufrido una purga ni se ha visto obligada a abandonar la política, un destino que han tenido algunos funcionarios bajo Kim Jong Un, y aún es miembro en el Comité Central del partido, también un organismo de alto nivel. Pero cuando emitió un comunicado criticando a Corea del Sur hoy, los medios estatales la identificaron como una “subdirectora de departamento” del partido, un rango más bajo que su título anterior de “primera subdirectora de departamento”.

Kim Jong Un está instando a sus 25 millones de ciudadanos a unirse a su liderazgo para superar lo que él ha llamado las “peores dificultades” de su nación. Corea del Norte se enfrenta a una grave crisis económica relacionada con el coronavirus, una serie de desastres naturales el verano pasado y las persistentes sanciones lideradas por Estados Unidos por su búsqueda de armas nucleares ilícitas. Durante el congreso, Kim prometió expandir su arsenal nuclear y construir una economía más fuerte y autosuficiente.

“El propósito del congreso es consolidar el liderazgo de Kim Jong Un. Si Kim Yo Jong se hubiera convertido en miembro pleno del Politburó, todos los ojos habrían estado puestos en ella... y Kim Jong Un probablemente sintió eso como una carga“, explica Ko Young-hwan, ex subdirector del Instituto de Estrategia de Seguridad Nacional, un grupo de expertos dirigido por la agencia de espionaje de Corea del Sur. Kim Yo Jong, antes poco conocida por los extranjeros, ascendió rápidamente políticamente desde que su hermano heredó el poder después de que su padre, Kim Jong Il, muriera a fines de 2011.

Los Kim actuales son la tercera generación de su familia en gobernar Corea del Norte, y su liderazgo se basa en un culto a la personalidad establecido después de que su abuelo Kim Il Sung fundó el país en 1948. Su mítico linaje “paektu” permite solo a los miembros directos de la familia gobernar el país.

Kim Yo Jong saltó a la fama internacional durante los encuentros diplomáticos por la política nuclear de su hermano con el presidente Donald Trump y otros líderes mundiales en 2018 y 2019. En esas reuniones, su proximidad a Kim Jong Un provocó especulaciones de que se era la jefa de gabinete de su hermano. .

En Corea del Sur, se construyó una imagen como “mensajera de la paz” después de asistir a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018, convirtiéndose en el primer miembro de la familia gobernante del Norte en visitar el Sur desde el final de la Guerra de Corea de 1950-53. El año pasado, sin embargo, cambió de rumbo abruptamente al lanzar duras diatribas contra Corea del Sur y presionar a Estados Unidos para que hiciera concesiones en medio de una diplomacia nuclear estancada. Los medios estatales de Corea del Norte dijeron que ella estaba a cargo de las relaciones con Corea del Sur, y expertos externos especularon que también podría estar manejando los asuntos de Estados Unidos.

Kim Yo Jong arremetió el miércoles contra los servicios de Inteligencia de Corea del Sur, calificándoles de “idiotas” y de ser el “hazmerreír del mundo” por la retórica utilizada para referirse a un desfile militar celebrado el domingo en Pyongyang, con motivo del 8º Congreso del Partido de los Trabajadores, que se ha celebrado estos días. “Hay más de 200 países en el mundo, pero sólo Corea del Sur da a conocer su actitud hostil mediante el uso de frases como ‘captura de evento’ y ‘seguimiento de precisión’ para referirse a las celebraciones en el norte”, ha dicho Kim.

La salud del líder

Cuando aumentaron los rumores mundiales no confirmados sobre la salud de Kim Jong Un el año pasado, algunos observadores dijeron que Kim Yo Jong era la siguiente en la línea para gobernar Corea del Norte si su hermano quedaba incapacitado. La agencia de espionaje de Corea del Sur aseguro que ella era prácticamente la segunda funcionaria de Corea del Norte, pero que no había sido ungida como heredera de su hermano. “Kim Jong Un probablemente responsabilizó a su hermana por el empeoramiento de las relaciones exteriores, ya que no tuvo logros en las relaciones con Estados Unidos y Corea del Sur”, asegura Kim Yeol Soo, analista del Instituto de Asuntos Militares de Corea del Sur.

Cualquiera que sea la razón de su aparente pérdida del puesto en el Politburó, muchos expertos dicen que su influencia política probablemente se mantenga sin cambios gracias a su vínculo directo con el linaje paektu. También existe la sensación de que Kim Jong Un eventualmente podría darle otro puesto de alto perfil. Oh, el analista, indica que Kim Yo Jong es probablemente la segunda mujer más poderosa en la historia de Corea del Norte después de Kim Song Ae, la difunta segunda esposa de Kim Il Sung.

“Kim Yo Jong puede reunirse y hablar con Kim Jong Un libremente en cualquier momento... así que no podemos evitar decir que tiene una influencia tremenda”, explica Oh. “A medida que crezca, sus roles serán más importantes”. Pero, agrega, su ascenso podría terminar si codicia más poder. “Ella tiene que tener cuidado con eso”, advierte.