Berlusconi es hospitalizado en Mónaco por un problema cardíaco

El médico personal del ex primer ministro italiano ha confirmado que fue ingresado el lunes de urgencia por una arritmia. “Il Cavaliere” se encontraba en el sur de Francia

La salud del ex primer ministro italiano Silivio Berlusconi no pasa por su mejor momento. Últimamente, el ex primer ministro italiano da más titulares por su delicado estado de salud. Así, hoy se ha hecho público que Silvio Berlusconi está hospitalizado desde el lunes en Mónaco tras sufrir un “problema cardíaco arritmológico”, explicó hoy su médico personal, Alberto Zangrillo, a los medios italianos.

El líder de Forza Italia, de 84 años y con un marcapasos desde 2006, se encontraba en la ciudad francesa de Valbonne, cerca de Niza, cuando sufrió este problema de corazón.

Su médico personal, Alberto Zangrillo, que explicó que después de visitarlo el pasado lunes recomendó su traslado inmediato a un centro médico del Principado. Berlusconi se encontraba en cerca de Niza, en la mansión de su hija Marina.

Su médico ha indicado que se dirigió de inmediato a dónde se encontraba y decidió su hospitalización en Mónaco, ya que no consideró “prudente” trasladarlo a Italia.

Según el diario “La Repubblica”, Berlusconi había sido ingresado en el Centro Cardiotorácico de Mónaco, un hospital especializado del Principado.

El líder conservador emitió una nota por la tarde en la que afirmó que estaba “en buenas condiciones”. “Mi actividad continúa normalmente, en constante contacto con mis colaboradores”, añadió.

Berlusconi se contagió de coronavirus el pasado septiembre y fue ingresado con una neumonía bilateral en el hospital San Raffaele de Milán, si bien fue dado de alta dos días después. Los informes médicos no han revelado si esta caída está relacionada con el coronavirus.

En noviembre sufrió una recaída que le impidió acudir a una vista ante el Tribunal de Milán, donde está en curso el proceso “Ruby Ter” (tercero), que investiga si pudo comprar el silencio de testigos de juicios de sus polémicas fiestas para que no declararan en su contra.

Tres veces jefe del Gobierno de Italia, en 2016 fue operado para sustituirle una válvula del corazón y en 2019 tuvo que entrar al quirófano por una oclusión intestinal.