Un prestigioso investigador afirma haber resuelto el misterio del monstruo del Lago Ness

El profesor Henry Bauer indica que podría ser una especie desconocida de tortuga que quedó atrapada en el deshielo de la última Edad de Hielo

La leyenda del Lago Ness está más viva que nunca
La leyenda del Lago Ness está más viva que nuncaLa RazónLa Razón

El profesor Henry Bauer, del Instituto Politécnico de Virginia y la Universidad Estatal, afirma haber encontrado la solución al enigma del monstruo del Lago Ness, que según sus conclusiones podría tratarse de una antigua tortuga marina, que todavía no ha sido descubierta y que pudo quedar atrapada en el lago cuando las aguas retrocedieron en la última Edad de Hielo.

Bauer descartó la idea de que “Nessie” pudiera tratarse de una especie de dinosaurio porque las criaturas que vivían alrededor del lago era “una variedad de tortugas marinas grandes que aún no se han descubierto y descrito correctamente. lo más probable es que todavía existan en algunos nichos de los océanos“.

Henry, de 89 años, es profesor retirado de Química y Estudios Científicos, e indicó que “la mayoría de las teorías que relacionan el monstruo del lago Ness con un dinosaurio lo hacen con plesiosaurios extintos, pero esto es difícil de creer debido a la rareza de los avistamientos en la superficie y mucho menos si se tienen en cuenta los avistamientos ocasionales en tierra.

“Por otro lado, -añade- todo lo que se dice de los monstruos del lago Ness coincide con muchas de las especies de tortugas vivas y que se cree que están extintas, como las que salen a la superficie a respirar pero pasan períodos muy largos en aguas profundas, se aventuran a salir a la tierra, tienen un rápido movimiento en el agua, capacidad para estar activas en aguas muy frías y sus cuellos son relativamente largos”.

“El monstruo del Lago Ness o Nessie, son una variedad de tortugas marinas grandes que aún no se han descubierto y descrito correctamente y que probablemente también exista en algunos nichos de los océanos”, concluyó.

Primer avistamiento

El monstruo del Lago Ness es uno de los mitos más antiguos de Escocia. Los primeros informes sobre la criatura datan del siglo VI. El primer relato escrito se registró en el año 565, en una biografía de San Columba. En el texto indica que la criatura mordió a un nadador y estaba preparada para atacar a otro hombre cuando Columba intervino. Ordenó a la bestia que “regresara” y ella obedeció.

En 1960, el ingeniero aeronáutico Tim Dinsdale grabó una joroba que dejó una estela cruzando el lago Ness. El escurridizo monstruo fue “visto” 12 veces el año pasado. En diciembre, una pareja que visitó el lago dijo que vio a una criatura emerger repetidamente.

La noticia llegó semanas después de que el sonar de un barco detectara un objeto de 33 pies a 550 pies de profundidad. En ese momento, Gary Campbell, del Registro Oficial de Avistamientos del Lago Ness, dijo: “Todo se suma al misterio. En muchos sentidos, es un año de cosecha para los avistamientos“.

El profesor Bauer dijo que estaba seguro de que el Monstruo era real. Dijo: “La película de Tim Dinsdale tomada en 1960 es la prueba concluyente, pero también hay innumerables contactos por sonar, algunas fotografías submarinas excelentes y algunas fotografías superficiales plausibles.