Kamala Harris: Del “Black Lives Matter” a la Casa Blanca

La ex senadora hace historia como primera vicepresidenta en Estados Unidos. Ha utilizado dos biblias, una que perteneció a una amiga y otra que fue del primer magistrado afroamericano del Supremo

Thumbnail

Entre todos los acontecimientos que escribían, por primera vez, momentos históricos de la esperada jornada en Washington, uno de los más destacados fue la jura del cargo de Kamala Harris. La hasta ahora senadora y ex fiscal general por California se convertía en la primera mujer en alcanzar la vicepresidencia de Estados Unidos.

Vestida de llamativo morado, el color que simboliza la lucha de las mujeres por la igualdad de género, Harris dirigió frecuentes miradas de complicidad a quien le escogió en el cargo, el recién elegido presidente Joe Biden y a su marido Dough Emhoff, en una ceremonia marcada por las restricciones sanitarias por la pandemia de la covid y las medidas de seguridad.

Biden es el presidente de mayor edad en la historia de EEUU, lo que convierte a su mano derecha, Harris, en la futura candidata presidencial en 2024. El demócrata ya anunció que, de ganar la presidencia, le cedería a su vicepresidente la reelección.

“Preparada para servir”, aseguró Harris en su primer mensaje a través de su cuenta de Twitter oficial como vicepresidenta de la nación norteamericana. Harris recitó el texto protocolario ante la magistrada Sonia Sotomayor, la primera jueza hispana del Tribunal Supremo, nominada por el expresidente Barack Obama en 2009.

La vicepresidenta de 56 años utilizó dos biblias, una que perteneció a una amiga y vecina de su familia, Regina Shelton -de la que dijo que ha sido como una segunda madre para ella-, y otra que fue del primer afroamericano del Tribunal Supremo, Thurgood Marshall.

Minutos antes de jurar su cargo, ha compartido un mensaje en la red social Twitter: “Por la gente, siempre”.

Asimismo, Harris fue escoltada al acto de toma de posesión por Eugene Goodman, el policía del Capitolio que se convirtió en el rostro de la resistencia a los partidarios del presidente saliente, Donald Trump, que asaltaron el Capitolio el 6 de enero.

La vicepresidenta sube un nuevo escalón en una carrera política en la que también ha sido la primera mujer negra fiscal general de California y la segunda senadora negra de Estados Unidos. Hija de inmigrantes --padre jamaicano y madre india--, su figura se contrapone a la de Joe Biden -hombre, blanco y de mayor edad-, más acorde con el ‘establishment’ tradicional de Washington.

Sucede en el cargo a Mike Pence, que sí ha estado presente en la ceremonia de este miércoles, al contrario que Trump. Al evento también han asistido Obama y los expresidentes Bill Clinton y George W. Bush, así como magistrados del Tribunal Supremo.