La increíble historia de un anciano de 86 años con 13 enfermedades crónicas que venció al coronavirus

“El hombre milagro” logró curarse de la covid en China gracias a un múltiple tratamiento con el fin de evitar lo que se conoce como “tempestad de citocinas”

Un profesional sanitario atiende a un paciente en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan
Un profesional sanitario atiende a un paciente en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Zhongnan de la Universidad de WuhanXiong QiAP

En época de coronavirus no todo son malas noticias, también hay historias de esperanza y superación como la que tuvo lugar en China, donde un hombre de 86 años de edad y quien padece un total de 13 enfermedades crónicas logró curarse del virus, según informó la ‘BBC’.

El anciano ingresó el 22 de enero de 2020 al Hospital Universitario de Jianghan debido a un fuerte cuadro de tos y fiebre cercana a los 38.8 grados. Tras siete días se confirmó el diagnóstico: positivo por Covid-19, una situación que pintaba un panorama bastante negativo debido a sus dolencias crónicas.

Entre las enfermedades del paciente se encontraban algunas que se consideran factores de riesgo, como hipertensión, diabetes, aterosclerosis cerebral, pancreatitis e insuficiencia renal. Por si fuera poco, una tomografía mostró indicios de neumonía en ambos pulmones.

Sin embargo, al final se obró el milagro y la recuperación del hombre se produjo gracias a una mezcla de varios medicamentos: uno para combatir la infección, otro contra el virus y un tercero a base de corticoide, para modular la respuesta inmunológica del cuerpo. Asimismo, se le aplicó una inyección en vena de inmunoglobulina, tal y como relataron en el artículo cinco médicos de las ciudades chinas de Guangzhou y Wuhan.

El objetivo era evitar lo que se conoce como “tempestad de citocinas”, sustancias que regulan el tamaño de la respuesta inmunológica del cuerpo contra un invasor. Es una reacción exagerada de defensa del cuerpo para combatir el patógeno, lo que implica una cantidad desproporcionada de células en los pulmones, que acaba obstruyendo las vías aéreas. Esta ‘tempestad’ suele ser la principal causa de muerte en jóvenes con Covid-19.

Con este cuádruple tratamiento, la fiebre y la inflamación de los pulmones empezaron a bajar. No se sabe a ciencia cierta si el paciente se curó por la efectividad del tratamiento o si lo hizo por sí mismo, así como también si el hombre sería capaz de superar las peligrosas nuevas cepas existentes a día de hoy con la tercera ola azotando Europa.