Marruecos evita un atentado yihadista contra el memorial del 11-S en Nueva York

Advirtieron de la peligrosidad de un soldado que se había radicalizado y actuaba a las órdenes de Daesh

Foto de archivo que muestra al Papa en el memorial del 11/S en Nueva York
Foto de archivo que muestra al Papa en el memorial del 11/S en Nueva York

Marruecos, a través de su Dirección General de Vigilancia Territorial (DGST) acaba de evitar un “un sangriento” ataque yhadista en Estados Unidos, que estaba en preparación, con la ayuda de un soldado del ejército estadounidense que se había radicalizado. LA RAZÓN ya dio cuenta de esta información de esta operación el pasado día 20 al resaltar que los agentes encubiertos son una pieza fundamental para combatir el yihadismo y que había sido un miembro del FBI, que se hizo pasar por miembro del Isis, el que permitió la captura del soldado.

Según medios magrebíes, que se hacen eco de una información adelantada, sin detalles por el Departamento de Justicia de EE.UU. y por el periódico News Talk Florida, Cole James Bridges, un soldado de primera clase en el ejército de los Estados Unidos, se había radicalizado en los últimos meses y había entrado en contacto con los yihadistas de Daesh.

Incluso, habría proporcionado información para ataques contra soldados estadounidenses desplegados en el Medio Oriente y contra el Memorial del 11-S, en el corazón de Nueva York.

Cole James Bridges fue arrestado durante una operación conjunta, liderada por el FBI y el Servicio de Contrainteligencia del Ejército de los Estados Unidos, y fue llevado ante un fiscal federal el 21 de enero.

Las actividades de este soldado, conocido bajo el seudónimo de Cole Gonzales, habían sido denunciadas por la DGST a los servicios de inteligencia estadounidenses en septiembre de 2020. Al mes siguiente, un agente del FBI, haciéndose pasar por un yihadista de ISIS, se puso en contacto con el soldado radicalizado para conocer más sobre sus intenciones y el alcance de la ayuda que estaba recibiendo que planeaba llevar a la organización terrorista.

Los citados medios enfatizan que “con el fracaso del plan que había sido fomentado por este militar norteamericano radicalizado, la DGST da así prueba, una vez más, de su eficacia, y pudo evitar ataques sangrientos contra varios países aliados de Marruecos” (entre ellos España).

Recuerdan que fuela DGST la que había localizado el lugar donde se escondía Abdelhamid Abaaoud, autor intelectual de los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París. Este belga-marroquí fue podría entonces ser neutralizado entonces en el barrio de Saint-Denis, en los suburbios parisinos.