China comienza a realizar test anales para detectar la Covid

Se utilizan en barrios con altas tasas de contagio y en centros de cuarentena

Thumbnail

China ha comenzado a utilizar pruebas anales para analizar a las personas que considera de alto riesgo de contraer el COVID-19, según han informado medios locales. La medida ha generado diversas reacciones en redes sociales ante un tratamiento considerado invasivo pero más preciso. La emisora CCTV informó que trabajadores sanitarios realizaron hisopados anales a los residentes de los barrios con casos confirmados de coronavirus en Pekín la semana pasada, y a aquellos que están en cuarentena en instalaciones habilitadas por el Gobierno. La prueba anal “puede aumentar la tasa de detección de personas infectadas”, ya que los rastros del virus permanecen más tiempo en el ano que en las vías respiratorias, asegura Li Tongzeng, médico jefe del Hospital You’an de Pekín.

Test, cuarentenas y mascarilla

China adopta medidas que parecen ser efectivas para controlar el virus y frenar su propagación, entre ellas, realizar inmediatamente test masivos allí donde surja algún brote, confinar las zonas afectadas y mantener en cuarentena a todos los contactos cercanos a los contagiados. Para algunas de ellas se requiere quizás disponer de la gran capacidad de organización del gigante asiático, que le permite levantar centros de cuarentena en tres días o hacer dos millones y medio de pruebas en una ciudad en un día. Otras son más de sentido común, como el continúo uso de las mascarillas, incluso en ciudades como Wuhan, que llevan desde mayo sin casos, los controles de temperatura en todos los lugares públicos o la necesidad de mostrar un código verde en las aplicaciones de salud del móvil para poder entrar a cualquier parte.

China ha ido perfeccionando con el tiempo estas medidas y mejorando su capacidad de respuesta ante cualquier rebrote, lo que le ha permitido tener bajo control hasta el momento los originados recientemente en tres provincias del norte del país, los peores desde el pasado marzo.