Alemania se plantea aumentar las restricciones de entrada

El Ejecutivo germano está preparando la prohibición de entrada de viajeros procedentes de Reino Unido, Portugal, Brasil y Sudáfrica para limitar la propagación de las variantes más contagiosas del coronavirus que hace estragos en estos países

El ministro de Interior alemán, Horst Seehofer, conversa con el ministro de Sanidad Jens Spahn.
El ministro de Interior alemán, Horst Seehofer, conversa con el ministro de Sanidad Jens Spahn. FOTO: Bernd von Jutrczenka AP

Horst Shehofer, ministro del Interior de Alemania, señaló este jueves que “para proteger a nuestra población, no se debe permitir la entrada de personas procedentes de países en los que estas variantes del virus hacen estragos”, explicó al margen de una reunión virtual con sus homólogos de la UE.

Otros países han tomado medidas similares en las últimas horas para controlar la propagación. Bélgica ya ha prohibido a sus residentes tomar vacaciones en el extranjero hasta marzo para luchar contra la dispersión de las variantes más infecciosas del virus.

No obstante, otros miembros comunitarios rechazan medidas radicales como la prohibición de viajar o entrar en el país. Es por esta razón por la que el ministro Seehofer señaló que Alemania seguiría adelante con sus planes incluso si la UE en su conjunto no acordaba tales medidas.

“No podemos esperar una solución europea que satisfaga nuestras expectativas a corto plazo, así que estamos preparando medidas nacionales”, explicó. Shehofer ha dejado claro que el transporte de mercancías y suministros médicos no se verá afectado por las restricciones que se están debatiendo en el gobierno de Berlín.

Por otra parte, la Unión Europea ha eliminado a Japón de su lista de países desde los que se puede viajar a la región ante el aumento de contagios en el país asiático y la detección de una variante que aún está siendo analizada.

Tras los cambios, la lista constará de siete países: Australia, China, Nueva Zelanda, Ruanda, Singapur, Corea del Sur y Tailandia. No obstante, en el caso de China, los viajes desde allí sólo se permitirán si las autoridades locales también permiten la entrada de visitantes de la UE. El requisito de reciprocidad no se aplica en el caso de los demás países de la lista.

Esta lista sólo sirve de recomendación sobre las normas de viaje, dado que cada país de la UE puede establecer sus propias normas.