“Conte ha pasado de ser un desconocido a tener un gran número de seguidores”

En opinión del profesor Filippo Trevisan, una de las claves de esta crisis política ha sido la figura del primer ministro saliente, Giuseppe Conte

El primer ministro saliente, Giuseppe Conte
El primer ministro saliente, Giuseppe ConteDPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

El ex presidente del BCE, Mario Draghi ha comenzado su ronda de consultas para formar un nuevo gobierno en Italia. LA RAZÓN entrevista a Filippo Trevisan, profesor de Comunicación Pública en la American University, para conocer los detalles del futuro de Italia a los mandos de Draghi. Para Trevisan, ha quedado claro que los partidos políticos italianos no tienen “interés en celebrar unas elecciones anticipadas en los próximos meses”. En opinión del experto, una de las claves de esta crisis política ha sido la figura del primer ministro saliente, Giuseppe Conte. “En una era mediática en la que la visibilidad es el activo más valioso para un político, la creciente popularidad de Conte ha amenazado el estatus de otros líderes políticos italianos y eso es, en parte, la raíz de esta crisis gubernamental”, explica Trevisan.

El ex presidente del BCE, Mario Draghi, y su futuro gabinete tendrán que obtener la confianza de ambas cámaras del Parlamento italiano para así asumir el poder. ¿Logrará Draghi el apoyo político necesario?

Aunque en este punto aún es muy pronto para augurarlo, creo que es mucho más probable que Mario Draghi obtenga los votos suficientes en el Parlamento italiano a que no logre la confianza parlamentaria. Ningún partido político tiene interés en celebrar unas elecciones anticipadas en los próximos meses. Ni siquiera aquellos como el líder de la Liga, Matteo Salvini. Hasta hace unos días, Salvini había hecho una campaña bastante fuerte a favor de la disolución del Parlamento. Sin embargo, una vez que Draghi fue designado el martes para formar Gobierno, parece haber cambiado de posición.

En cuanto al Movimiento 5 Estrellas (M5E), ¿respaldarán sus diputados a Draghi en el Parlamento?

El Movimiento 5 Estrellas se encuentra en una posición particularmente difícil dadas sus raíces anti-sistema y todo lo que Mario Draghi representa a los ojos de muchos de sus partidarios. Esta crisis ha puesto de manifiesto la falta de un liderazgo claro del Movimiento 5 Estrellas y ha dejado al descubierto sus profundas tensiones internas, que incluso pueden conducir a una división dependiendo de cómo evolucionen las negociaciones sobre el nuevo gobierno.

El ex primer ministro italiano Giuseppe Conte, ¿podría terminar formando parte del nuevo gobierno de Mario Draghi?

Durante los últimos dos años, y particularmente desde que comenzó la pandemia de coronavirus, Giuseppe Conte ha pasado de ser prácticamente un desconocido para la mayoría de los italianos a tener un gran número de seguidores, incluso en las redes sociales. En una era mediática en la que la visibilidad es el activo más valioso para un político, la creciente popularidad de Conte ha amenazado el estatus de otros líderes políticos italianos y eso es, en parte, la raíz de esta crisis gubernamental. Esperaría que Conte sea ministro en el nuevo gobierno de Draghi sólo si va a estar en una posición considerada menos «amenazante» para las ambiciones de otros líderes políticos.

Conte manifestó ayer que prefería un gobierno político, «porque las urgencias del país necesitan opciones políticas, no se las puede confiar a los tecnócratas», pero es precisamente por los políticos que Italia está nuevamente sumida en una crisis de liderazgo, esta vez en plena pandemia... ¿Es un gobierno tecnocrático una buena solución?

Como explicó el presidente Sergio Mattarella, Italia se enfrenta a tres desafíos simultáneos: la pandemia, una crisis económica y una crisis social. Políticamente, los partidos y los líderes tienen mucho que perder si se involucran directamente en este nuevo gobierno que deberá tomar decisiones difíciles en los próximos meses. Esta es la razón por la que un gobierno mayoritariamente «tecnocrático» parece bastante probable en este momento. Permitirá un «reinicio» político mientras el país supera la pandemia, pero una vez que termine, es posible que veamos resurgir el apetito por las elecciones anticipadas en 2022.