Qué es el Rotary club y cómo ser miembro

La organización tiene más de 1.200.000 socios en más de 200 países

Campaña de donación de sangre organizada por el Rotary club en Uganda
Campaña de donación de sangre organizada por el Rotary club en UgandaRonald KabuubiAP

Fundado en 1905 por un abogado estadounidense llamado Paul Harris, el Rotary club es una organización de hombres y mujeres de todo el mundo cuyo objetivo es desarrollar amistades sirviendo al interés general, sin distinción de raza, opinión o religión. Su lema es “servir primero”. Así al menos es cómo se definen. En la actualidad, Rotary tiene más de 1.200.000 socios en más de 200 países y regiones. Buscan ayudar a los más desfavorecidos, con el fin de construir un futuro mejor y hacer lo posible para establecer la paz en el mundo.

Cada club opera de forma independiente y sigue algunas reglas operativas. La regla principal es el criterio de las 4 preguntas que siempre debe aplicarse a cada elección o decisión a lo largo de la vida del club: ¿Es esto fiel a la verdad?, ¿Es justo por ambos lados?, ¿Es probable que estimule la buena voluntad mutua y cree mejores amistades? y ¿Es rentable para todos los interesados?

Los socios ingresan a los clubes por invitación de un miembro. Tras hacer preguntas sobre los intereses profesionales y personales del candidato, los líderes rotarios deciden si aceptarlo o no.. El coste de ser rotario ronda los 50 euros al mes.

El emblema oficial de Rotary International es una rueda de engranaje con 24 dientes, seis rayos, y la palabra Rotary en la parte inferior.

El origen

Rotary fue fundado en Chicago, Estados Unidos, el 23 de febrero de 1905 por Paul Harris, un joven abogado que invitó a tres amigos con la idea de fomentar el compañerismo entre personas relacionadas a través de sus ocupaciones. Se le llamó Rotary porque las reuniones las celebraban en forma rotativa en los establecimientos y oficinas de los socios. Desde el comienzo, el club pretendía representar la sociedad profesional y empresarial de la comunidad y por lo tanto aceptaba únicamente a un representante de cada profesión. Este fue el inicio del principio de clasificaciones que aun hoy es la base de las normas de afiliación.

Críticas

El club es objeto de críticas debido a algunos aspectos de su estructura y obra social ya que se considera que es una “organización elitista”. También fueron acusados de machismo, ya que hasta 1989 no se aceptaron mujeres como miembros, El Rotary Club fue acusado igualmente de tener lazos con la francmasonería, vínculo siempre desmentido por sus dirigentes, sin que ello haya sido obstáculo para que algunos de sus miembros lo sean también de una logia masónica.