Maduro habría vendido ya 300 toneladas del oro venezolano

Los opositores venezolanos denuncian el saqueo a través de un avión ruso que hace parada en Mali. Gracias a la operación “oro por euros”, las reservas de Venezuela terminan en lugares como Libia, Emiratos Árabes

FILE PHOTO: Venezuela's President Maduro speaks during a meeting with the ministers responsible for the economic sector in Caracas
El dictador bolivariano, Nicolás Maduro, durante una rueda de prensa en Caracas en 2018 con lingotes de oroMarco BelloReuters

La oposición venezolana ha acusado al dictador chavista, Nicolás Maduro, de haber vendido a discreción cerca de 300 toneladas de oro que formaban parte de las reservas del país, en una operación que, según la denuncia, le ha permitido acceder a mil millones de dólares sin que se conozca el destino de ese dinero. El régimen ha logrado además eludir las sanciones impuestas a Venezuela.

“Es una operación que podemos llamar ‘oro por euros’ (...) Maduro maneja discrecionalmente todo este dinero”, dijo, en una rueda de prensa telemática, el ex diputado Julio Borges, nombrado por el líder opositor Juan Guaidó comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores de Venezuela.

Desde Washington, Borges explicó que se trata de una trama que solo en 2020 implicó la extracción de lingotes, que estaban en el Banco Central de Venezuela (BCV), en ocho vuelos que se hicieron a través de un avión ruso “que pertenece a una compañía que le presta servicios personales a (el presidente ruso, Vladimir) Putin”.

La misma aeronave, prosiguió Borges, volaba hasta Mali, donde descargaba el oro venezolano, que luego era llevado a una refinería cercana al aeropuerto maliensede Bamako para ser derretido y, posteriormente, trasladado a través de otro avión, en este caso de Emiratos Árabes Unidos (EAU).

En Mali, siempre según la denuncia de la oposición venezolana, se realizaba el intercambio de lingotes por euros. De ese modo, el dinero regresaba a Caracas en el mismo avión ruso, mientras que el oro se iba a Emiratos o, en algunos casos, a Libia, donde presumen que era recibido por el mariscal Jalifa Hafter, que controla el este del país.

Borges aseguró que el ministro de Petróleo de Venezuela, Tareck el Aissami, está involucrado en esta trama que fue “diseñada” por el empresario colombiano Alex Saab, quien está señalado como presunto testaferro de Maduro y fue detenido en Cabo Verde cuando actuaba como enviado especial de su Gobierno.

Denunciado ante Estados Unidos

Esta operación, dijo, involucra a varias personas y compañías emiratíes, malienses y europeas que fueron señaladas en una presentación que él mismo hizo ante la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos y que planea hacer luego ante representantes de la Unión Europea.

Borges subrayó la finalidad de hacer más sofisticada la persecución de los involucrados y el desmantelamiento de esta trama que “es la autopista de Maduro” para comercializar el oro sin ningún control.

Según recoge la agencia EFE, Borges también criticó a Rusia por “ayudar en el mantenimiento de la dictadura” en Venezuela y a Emiratos Árabes por ser un “paraíso” en el que Maduro ha logrado evadir las numerosas sanciones económicas impuestas a su Gobierno, acusado por Estados Unidos de violar derechos humanos y financiar el terrorismo.

Aunque el opositor insistió en poseer “casi un gigabyte de información”, entre lo que se encuentran documentos, fotografías y vídeos que probarían esta denuncia, de momento no presentó más que un comunicado y un resumen de estas acusaciones.

El saqueo del oro venezolano es un asunto que la oposición venezolana viene denunciando. El régimen carece de liquidez y está aprovechando las reservas para enriquecerse. En Reino Unido la oposición y el chavismo mantienen un contencioso judicial.

El oro en el Banco de Inglaterra

En julio, el Tribunal Superior de Justicia negó al gobierno de Maduro recuperar los 31 lingotes de oro depositados en el Banco de Inglaterra. Y es que el Gobierno de Boris Johnson no reconoce a Maduro como legítimo jefe del Estado venezolano desde que usurpó el poder. Sin embargo, meses después, un tribunal de apelaciones anuló la decisión del Tribunal Superior. De momento, los 31 lingotes siguen en la sede financiera inglesa a la espera de que la Justicia británica determine finalmente si es Guaidó o es Maduro quien puede acceder a esas reservas.