¿Qué se sabe hasta ahora del autor del posible atentado en Suecia?

El joven, que se encuentra ingresado en un hospital, llegó a Suecia en 2018 y vivía en la pequeña Vetlanda desde hacía un año. “Es una pesadilla, es increíblemente duro para los familiares de las víctimas y para todos nosotros”, ha reconocido el alcalde

La Policía investiga en uno de los lugares en los que el joven afgano atacó en Vetlanda
La Policía investiga en uno de los lugares en los que el joven afgano atacó en VetlandaMikael FritzonEFE

El autor de un ataque con arma ocurrido ayer en Vetlanda (sur de Suecia), que la Policía investiga como posible atentado terrorista y en el que hay ocho heridos, es un afgano de 22 años, informaron este jueves medios suecos.

El individuo figura en el registro civil sueco desde 2018, vivía en Vetlanda desde hacía un año y tiene condenas por delitos menores, según la televisión pública SVT.

Ocho personas resultaron heridas, entre ellas el propio agresor: tres se encuentran en estado crítico y dos, graves, de acuerdo con el último parte de las autoridades sanitarias de la región de Jönköping.

La Policía sueca solo ha confirmado hasta ahora que el individuo residía en la zona, tenía historial delictivo y actuó solo, además de apuntar a un posible motivo terrorista y a involucrar a los servicios de inteligencia en la investigación.

“Hemos abierto una investigación preliminar por intento de homicidio, esa es la tipificación del delito que manejamos. Pero hay detalles en la investigación que hacen que indaguemos sobre posibles motivos terroristas”, dijo ayer en rueda de prensa Melana Grann, jefa de Policía en la provincia de Jönköping.

Tampoco se ha confirmado cuál fue el arma empleada, aunque varios medios apuntan a un cuchillo otros ayer informaban de que era un hacha.

“La ciudad está conmocionada, hay tantas preguntas para las que buscamos respuesta. Es una pesadilla, es increíblemente duro para los familiares de las víctimas y para todos nosotros”, declaró hoy el alcalde de Vetlanda, Henrik Tvarnö, en una comparecencia en la que no se dieron más datos sobre el suceso.

La emisora pública SVT dijo que el sospechoso era un refugiado de Afganistán que llegó a Suecia en 2018. La Policía se negó a comentar sobre su nacionalidad o identidad.

Tvarno no comentó sobre la identidad de las víctimas ni del sospechoso, ni dio más detalles sobre el ataque.

Sin embargo, el diario local “Aftonbladet” indicó que “todas las víctimas son hombres, nacidos entre 1945 y 1985. Lo único que parecen tener en común es que estuvieron en el lugar equivocado en el momento equivocado durante el largo cuarto de hora que el perpetrador caminó por la ciudad”.

En abril de 2017, un migrante uzbeko que había jurado lealtad al grupo militante Estado Islámico condujo un camión contra una multitud de compradores en una calle concurrida de Estocolmo, matando a cinco personas antes de estrellarse contra una tienda departamental. Fue arrestado y luego condenado a cadena perpetua.

La Policía acordona uno de los lugares en los que se produjo un ataque con cuchillo en Vetlanda, ayer FOTO: STRINGER REUTERS

Ataques en cinco lugares distintos

La Policía recibió en torno a las 15:00 hora local de ayer un aviso de un suceso en el centro de Vetlanda, de unos 13.000 habitantes, protagonizado por un hombre que realizó ataques en cinco zonas distintas de esa pequeña localidad.

El suceso fue calificado en un primer momento como un posible homicidio, pero luego se cambió a la categoría de presunto atentado terrorista.

El individuo fue reducido y herido de un disparo por un agente, lo que provocó su traslado a un hospital: aunque su estado es incierto, la Policía señaló que no presenta heridas que hagan temer por su vida.

Las Fuerzas de Seguridad acordonaron varias zonas del centro de la ciudad -incluyendo la estación central- y el tráfico ferroviario por Vetlanda se suspendió temporalmente.

La vivienda del individuo fue registrada anoche, según informaron medios suecos.

El primer ministro sueco, Stefan Löfven, condenó en un comunicado el “crimen espantoso” y aseguró que la sociedad sueca afronta unida ese tipo de hechos “despreciables”.