“Te violé, Alma”, la polémica carta publicada en la portada de “Libération”

El 8 de marzo, el diario francés dio en su primera página la confesión de Samuel, un estudiante de Sciences-Po que violó a su ex novia en 2019. La misiva ha generado controversia y rechazo en Francia

Portada Liberation  del dia 8 de marzo 2021.Prensa francesa
Portada Liberation del dia 8 de marzo 2021.Prensa francesa FOTO: Liberation del dia 8 de marzo Liberation del dia 8 de marzo

“Violé. Violas. Violamos”, se titula la carta que Samuel, de 20 años, escribió al diario francés “Libération”. En la misiva, el joven estudiante de políticas en la Sciences-Po explica lo que ocurrió aquella fatídica noche del 15 de abril de 2019. La víctima, su ex novia Alma, lleva internada en un psiquiátrico desde diciembre de 2020, cuando su mente no pudo soportar más el miedo, la tristeza, la incomprensión, los ataques de ansiedad y la ira. Alma tenía 18 años.

Alma vio que otra estudiante de la prestigiosa universidad se atrevió a denunciar una violación en enero y creó la etiqueta de #SciencesPorcs (por cerdos). Más jóvenes se unieron a comentar lo que les ocurrió durante sus años universitarios y cómo la institución no se lo tomó en serio. Ella se atreve a contarlo en el grupo de Facebook. “Comprendí en ese momento que lo que me había pasado era horriblemente banal”, reconoce ahora Alma desde la clínica en la que sigue ingresada por depresión.

”Las siguientes semanas dormí poco, comí poco, tenía mucha ansiedad. Pasé mi tiempo respondiendo mensajes privados, escuchando a otros contarme sus traumas. Quedé exhausta”.

Y es entonces cuando Samuel se dio cuenta de lo que había hecho y hace dos semanas escribió a Alma. Su enfermera le entregó la carta y por primera vez ella sintió alivio.

Después, el diario se puso en contacto con ambos. Querían publicar la carta de Samuel, pero con el permiso de Alma. También advirtieron al joven de las posibles consecuencias judiciales una vez que su caso se hiciera público. En Francia, la violación se puede penar con hasta 20 años de cárcel. Samuel habla con su familia sobre lo qué va a hacer. Hace diez días, Samuel les envío la misiva por correo electrónico y “Libération” decidió publicarla, en portada, con motivo del día internacional de la mujer.

Oleada de críticas

La carta y la portada han dividido a Francia. Un aluvión de críticas llegó a través de las redes sociales. La indignación y la ira de quiénes no entienden cómo se ha podido dar voz a un agresor, a un violador y en portada. El diario se explica argumentando que en ningún momento se defiende a Samuel.

“El autor describe con precisión los factores personales, culturales y sociales que participaron en la comisión de su acto”, indican en “Libération” para defender la polémica decisión editorial. Samuel “no se justifica” ni “se excusa”.

En el diario rechazan que sólo se esté dando el punto de vista del violador. “Su reflexión pretende desafiarnos, sacarnos de la zona de confort de considerar que el violador, el monstruo, es el otro. Una condición necesaria pero no suficiente para entrar de una manera más esclarecida en el terreno de la prevención de la violación. La fuerza intelectual, el ardor de este texto también pueden suscitar el rechazo y actuar en su contra. Pero es un hecho: aporta material humano a una cuestión dolorosa, compleja y tabú”.

“Fui violada por el hombre que amaba hace dos años. Ese día, ese lunes, cuando Notre-Dame ardía, me quitó mi ser”, ha dicho Alma a “Libération”.

“Perdí el control. Sentí que una cascada de rabia se derramaba sobre mí. Cada vez más violencia. Cada vez más intensidad. Cada vez menos consideración. Rápidamente dejé de existir excepto a través de las emociones extremas y raras que sentía. Ella, como muerta, se desvaneció lentamente en mi mirada, que se había vuelto primitiva y animal. Yo violé”, escribió Samuel, que también reconoció que fue víctima de un pedófilo en su infancia.

““Yo te violé, Alma”, la carta de un agresor a su víctima”, ha titulado en la portada de “Libération” el 8-M.

Con este reconocimiento, Samuel intenta “romper el mito del violador perturbado cerebralmente que asalta a una niña a medianoche en un callejón oscuro”.

“La violación que cometí es ciertamente extremadamente banal y peligrosa. Por tanto, debe ignorarse la singularidad de la situación. La violación no tiene contexto. A lo sumo tiene explicaciones”, escribe Samuel.

“El discurso que voy a realizar es delicado ya que solo se escuchará a través del prisma que todos tienen de la violación y de la persona que la comete. El violador despierta repugnancia, odio y rabia. Hace unos meses, probablemente habría odiado a la persona que escribiera estas palabras. Todo esto es común”, reconoce el violador confeso.

“Esto debe parar”

La propia Alma asegura que, en su círculo, no conoce a ninguna mujer que no haya sido acosada o violada. “Es muy grave, esto debe parar. Espero que la confesión de Samuel inspire a otros”.

El universitario reconoce que “nunca repará el daño” que ha causado y por eso llora. “Sí, lloro porque destruí parte de la vida de la persona que más amaba. Pero todo esto es incomparable a lo que ella siente”. Con todo, espera que, gracias a su confesión, “Alma podrá ser reconstruida”.

Por cierto que la joven ha manifestado que, cuando esté preparada, denunciará a Samuel.