Baño de masas de Putin en un estadio abarrotado y sin mascarillas para celebrar la anexión de Crimea y Sebastopol

Más de 80.000 personas asistieron a esta celebración sin respetarse la distancia social exigida por las autoridades sanitarias en plena tercera ola de la Covid-19

El presidente ruso Vladimir Putin durante la conmemoración del séptimo aniversario de la anexión de Crimea y Sebastopol en el Estadio Luzhniki de Moscú
El presidente ruso Vladimir Putin durante la conmemoración del séptimo aniversario de la anexión de Crimea y Sebastopol en el Estadio Luzhniki de MoscúSPUTNIK

El mandatario ruso Vladimir Putin ha acudido este jueves al estadio olímpico Luzhniki en Moscú para conmemorar el séptimo aniversario de la anexión de Crimea y Sebastopol, que tuvo lugar en 2014. El mandatario ha felicitado a los crimeanos y ha indicado que las inversiones privadas en Crimea en los próximos años debe superar el billón de rublos (unos 12.000 millones de euros).

“Me alegra felicitarlos a ustedes por el séptimo aniversario de la reincorporación de Crimea y Sebastopol a Rusia, es una fiesta para todos nosotros, para todo nuestro gran país”, dijo el presidente durante una reunión virtual con representantes de los círculos sociales de Crimea y Sebastopol.

Sin embargo, de lo que más se ha hablado y criticado en las redes sociales es sobre las más de 80.000 personas que asistieron a esta celebración en el estadio olímpico de la capital moscovita sin respetar la distancia social exigida por las autoridades sanitarias y muchas de ellas sin llevar mascarillas en plena tercera ola de la pandemia de la Covid-19.

Este baño de masas de Putin se produce en mitad de la tensión diplomática que el líder ruso mantiene estos días con Joe Biden, después de que el presidente de EE UU llamase “asesino” a Putin y amenazó con ir contra Rusia si finalmente se demostraba que el Kremlin había intervenido en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

La península de Crimea se reincorporó a Rusia tras celebrar en marzo de 2014 un referéndum en el que una mayoría aplastante de los votantes -más del 96%- avaló esa opción como respuesta al cambio violento del gobierno en Kiev.

Moscú ha declarado en repetidas ocasiones que los habitantes de Crimea, de manera democrática y en plena conformidad con el derecho internacional y a Carta de las Naciones Unidas, votaron a favor de la reunificación con Rusia. Según Putin, el tema de Crimea “está cerrado definitivamente”.