El avión británico Hawk T1, a punto de jubilación

El Ministerio de Defensa retirará la flota de este modelo de aparato famoso por sus exhibiciones acrobáticas

VE Day 75: Flypasts and military messages mark 75 years since Victory in Europe
Un avión Hawk británico participando en un desfile acrobáticoCPL ADAM FLETCHER /BRITISH MINISEFE

El Ministerio de Defensa de Reino Unido tiene planeado retirar toda su flota de 76 aviones de entrenamiento Hawk T1, el mismo aparato que ha sufrido un accidente este jueves. Según las autoridades británicas, solo quedarían en servicio 28 aparatos Hawk, que son los correspondientes a la variante T2. El Hawk 1 es un avión de entrenamiento avanzado y de ataque propulsado por un motor a reacción fabricado en el Reino Unido.

Recientemente, portavoces de Defensa han anunciaron que la Royal Air Force retirará estos equipos porque “cada vez tienen una utilidad más limitada en el entorno operativo digital y futuro”. “Esto incluirá la racionalización de las flotas más antiguas para mejorar la eficiencia, la retirada del Typhoon Tranche 1 para 2025 y el Hawk T1. Mejoraremos el nuevo sistema de entrenamiento de vuelo militar con una mayor inversión en entrenamiento sintético que entregará pilotos más capaces de manera más rápida y eficiente “.

Este aparato, que está propulsado por un motor turbofan Rolls-Royce Turbomeca Adour 151, sirve de entrenamiento táctico para enseñar combate aéreo, tiro aire-aire, tiro aire-tierra y técnicas de vuelo bajo y procedimientos operativos. La versión Hawk T1A, por su parte, está equipada es capaz de asumir funciones de ataque de guerra.

Los aviones Hawk T1 son famosos por su uso en las exhibiciones de las conocidas Red Arrows, el Grupo Acrobático de las Fuerzas Aéreas británicas. El T1 fue la versión original del Hawk utilizada por la RAF a partir 1976. Durante las décadas de 1990 y 2000 se actualizaron 80 aviones T1/1A bajo el Programa de Reemplazo de Fuselaje para extender su vida útil operativa. En 2009, la RAF comenzó a recibir el primer Hawk T2 para reemplazar a los viejos T1.

En agosto de 2011, un piloto de Red Arrows murió cuando su Hawk T1 se estrelló después de una exhibición en el Festival Aéreo de Bournemouth. La investigación descubrió puso de relieve que el “deterioro de la fuerza G” pudo haber causado que el piloto perdiera el control.

Aunque los expertos del Ministerio de Defensa han confirmado que este simbólico aparato no será eliminado en las próximas semanas, las fuentes de la RAF han asegurado que sus días están contados a menos que se pudieran encontrar urgentemente otras fuentes de apoyo financiero.