Países Bajos suspende la vacuna de AstraZeneca a los menores de 60 años por casos de coagulación

Varios informes apuntan que mujeres de entre 25 y 65 años desarrollaron trombosis en combinación con un número reducido de plaquetas

Una enfermera se dispone a inyectar una vacuna de AstraZeneca
Una enfermera se dispone a inyectar una vacuna de AstraZenecaSERGEY DOLZHENKOEFE

El Gobierno neerlandés decidió este viernes que los menores de 60 años ya no recibirán la vacuna de la covid-19 desarrollada por AstraZeneca durante los próximos días, a la espera de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) concluya su investigación sobre los casos de coagulación sanguínea detectados tras la vacunación.

En una carta enviada al Parlamento neerlandés, el ministro de Sanidad en funciones, Hugo de Jonge, explicó que esta decisión está motivada por los posibles problemas de coagulación sanguínea que podrían estar relacionados con la vacunación con AstraZeneca, un posible efecto secundario que está investigando el comité de seguridad (PRAC) de la EMA.

“La pregunta crucial sigue siendo si se trata de quejas posteriores o anteriores a la vacunación. Creo que es muy importante que los casos holandeses también se investiguen de forma adecuada. Debemos pecar de cautelosos. Es prudente darle al botón de pausa por precaución”, dijo De Jonge, que subrayó que “no puede haber ninguna duda sobre la seguridad de las vacunas” que se utilicen en Países Bajos.

Esta decisión podría paralizar unas 10.000 citas fijadas ya para inyecciones con AstraZeneca, según la agencia neerlandesa ANP, aunque los menores de 60 años que sean grupos de riesgo seguirán recibiendo las vacunas de Pfizer y Moderna.

El centro que monitorea los efectos secundarios de los fármacos (Lareb) informó hoy de que ha recibido cinco informes de mujeres de entre 25 y 65 años que desarrollaron trombosis en combinación con un número reducido de plaquetas, una de ellas ha fallecido tras desarrollar una embolia pulmonar extensa dentro de los diez días posteriores a la vacunación con AstraZeneca.

Países Bajos ha inyectado hasta la fecha unas 400.000 dosis de la vacuna de esta farmacéutica. Todavía no hay evidencias claras de la vinculación de este fallecimiento y los casos de trombosis con la vacunación, una conexión que se está investigando, y se espera obtener algo más de claridad en torno al próximo miércoles, puesto que el PRAC tiene previsto reunirse entre el 6 y 9 de abril para estudiar los análisis y la investigación hecha estas semanas.

La EMA ha reiterado en varias ocasiones que todavía no ve un vínculo directo entre la vacuna de AstraZeneca y los casos de tromboembolismos, aunque no descarta esta posibilidad, y considera aún que los beneficios que aporta en su vacunación contra el covid-19, una enfermedad que conlleva un riesgo de hospitalización y muerte, supera cualquier posible efecto secundario.

Alemania decidió el pasado miércoles vacunar con AstraZeneca solo a las personas mayores de 60 años debido al riesgo de que los tromboembolismos sean realmente un efecto secundario de la vacunación en personas más jóvenes, mientras que Canadá ha puesto ese límite en 55 años.