¿Se está preparando Rusia para la guerra con Ucrania?

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, exige a Putin detener “de manera inmediata” la movilización militar

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky (C), en su visita de trabajo a la zona de conflicto del este de Ucrania, el 08 de abril de 2021
El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky (C), en su visita de trabajo a la zona de conflicto del este de Ucrania, el 08 de abril de 2021PRESIDENTIAL PRESS SERVICE / HANEFE

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, exigió este martes a Rusia detener “de manera inmediata” la movilización militar rusa en la frontera con Ucrania y aseguró que esa concentración de fuerzas es “injustificada” y “profundamente preocupante”. El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ya ha afirmado que Ucrania está “preparada” para una posible invasión rusa, lo que considera “una posibilidad muy real. “Ellos están listos, pero nosotros también estamos listos porque estamos en nuestra tierra y nuestro territorio”.

Pero, ¿realmente se está preparando Rusia para una guerra con Ucrania? Desde mediados de marzo, ha habido muchas advertencias de Ucrania y los gobiernos occidentales de que Rusia está concentrando tropas en Crimea. Imágenes de satélite y videos filtrados en redes sociales comenzaron a mostrar un amplio despliegue de artillería pesada y tropas rusas hacia la región del Dombás, en el área fronteriza en el este de Ucrania, donde se inició en 2014 un conflicto que todavía no ha terminado.

El portavoz del presidente Vladimir Putin, Dmitry Peskov, dijo la semana pasada que mover tropas a través del territorio ruso era un “asunto interno” que no debería preocupar a nadie. Algunas de las tropas, incluidas las unidades en Crimea, han realizado ejercicios. Pero Peskov también acusó a Ucrania de realizar “provocaciones”.

Pero lo cierto es que en las últimas semanas Rusia ha desplazado a las fronteras con Ucrania miles de tropas listas para el combate, en lo que supone la mayor concentración de fuerzas rusas “desde la anexión ilegal de Crimea en 2014”, según la OTAN. En total, según la presidencia de Ucrania, Rusia tiene ahora unos 40.000 soldados en la frontera oriental y unos 40.000 en Crimea.

Analistas dicen que es poco probable que se produzca una gran invasión, según la BBC. La infiltración sería el método más probado y confiable de Rusia. Ucrania, la OTAN y los gobiernos occidentales dicen que Rusia también tiene unidades regulares y armas pesadas en el este de Ucrania controlado por los separatistas. El Kremlin lo niega y llama a las tropas rusas “voluntarias”.

Ucrania
Ucrania FOTO: Natalia Nieto

¿Qué está pasando?

Desde el colapso del comunismo en 1991, las tropas rusas han intervenido en conflictos en varias áreas de la ex Unión Soviética, especialmente en Chechenia y otras partes del Cáucaso. En abril de 2014, justo después de la anexión de Crimea por parte de Rusia, los separatistas prorrusos tomaron una gran parte de las regiones de Donetsk y Lugansk en el este de Ucrania. Anteriormente, meses de manifestaciones pro-occidentales en la capital de Ucrania, Kiev, habían expulsado a un presidente pro-ruso, Viktor Yanukovych. Conocida como Donbás, la zona de conflicto es principalmente de habla rusa, y ahora muchos de sus residentes tienen pasaportes rusos. El presidente Putin dice que Rusia defenderá a los ciudadanos rusos en el extranjero, si se considera que están en riesgo. La guerra de 2014, que llevó a la anexión rusa de Crimea, ha dejado hasta la fecha más de 14.000 muertos, según cifras oficiales. Los bandos firmaron un armisticio hace ocho meses, lo que llevó a una desescalada notable del conflicto. Las relaciones ruso-ucranianas ahora son ciertamente hostiles, pero no es una guerra. Hay enfrentamientos esporádicos en el frente de Donbás.

¿Por qué aumenta ahora la tensión?

La BBC asegura que analistas expertos en el tema señalan varios factores que exacerban las tensiones. En febrero, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, impuso sanciones a Viktor Medvedchuk, un poderoso oligarca ucraniano y amigo del presidente Putin. Ucrania también prohibió las transmisiones de tres estaciones de televisión prorrusas. El acuerdo de paz de Minsk acordado en 2015 está lejos de cumplirse. Por ejemplo, todavía no existen acuerdos para elecciones supervisadas de forma independiente en las regiones separatistas. En conflictos anteriores en lo que llama su “exterior cercano”, Rusia ha enviado tropas como “pacificadores”, que han terminado quedándose. Ocurrió en Moldavia y Osetia del Sur, por ejemplo. Esto podría volver a suceder en Ucrania. Algunos especulan que Putin también quiere poner a prueba al presidente estadounidense Joe Biden, quien ha adoptado una postura más dura sobre Rusia que la que tenía su predecesor, Donald Trump.

Además, Putin se enfrenta a elecciones parlamentarias en septiembre y a constantes movimientos de apoyo a su opositor encarcelado Alexei Navalni. Así que el Kremlin “defendiendo” a los rusos asediados en Ucrania podría atraer votos. Navalni también podría quedar algo olvidado si el Kremlin avivara el fervor patriótico por Ucrania.

¿Ucrania está protegida por la OTAN?

No por tratado, ya que Ucrania no es miembro. Pero la OTAN tiene estrechos vínculos con Ucrania, que ha recibido armas occidentales, incluidos misiles antitanque Javelin de Estados Unidos. Por tanto, Rusia sabe que corre el riesgo de provocar más ayuda militar occidental para Ucrania.