“Putin ve a EE UU y Europa en una posición muy débil, sin interés en una guerra por Ucrania”

El analista Kanishkan Sathasivam cree que Rusia está dispuesta a una intervención militar abierta en territorio ucraniano

El presidente ruso Vladimir Putin
El presidente ruso Vladimir PutinALEXEI DRUZHININ / KREMLIN / SPUEFE

El profesor de Relaciones Internacional Kanishkan Sathasivam, de la universidad de Salem, en Massachusetts (EEUU), se muestra escéptico ante la posibilidad de una respuesta contundente por parte de Estados Unidos y la OTAN en caso de una hipotética invasión rusa de Ucrania. Cree que China, Corea del Norte e Irán están muy atentos a la reacción occidental en este conflicto y considera que Vladimir Putin no estaría en desacuerdo con la posibilidad de una guerra en territorio ucraniano.

¿Cree que Rusia se está preparando para invadir partes de Ucrania?

Sí, creo firmemente que Rusia continuará intensificando la situación para presionar a la parte ucraniana para que les otorgue concesiones, tal vez incluso aceptando una presencia militar rusa en las provincias del este de Donbás como “fuerzas de paz”. Sería algo parecido a lo Rusia ha logrado insertando sus fuerzas militares en el territorio de Nogorno-Karabaj entre Armenia y Azerbayán. Moscú preferiría conseguir algo así sin una guerra abierta. Pero creo que Putin también estaría conforme si la situación de tensión se intensifica hasta convertirse en una guerra total.

¿Por qué Rusia vuelve a amenazar a Ucrania ahora?

Puede ser solo una cuestión de oportunidad. La parte rusa se queja de que la parte ucraniana está lanzando “provocaciones”, pero Ucrania no ha hecho nada nuevo en los últimos meses. Creo que Putin ve a los países occidentales, especialmente EEUU, Reino Unido, Francia y Alemania, en una posición muy débil tanto a nivel nacional como internacional. Putin cree que estos países no tienen ganas de una intervención militar en Ucrania para detener a Rusia.

¿Los acuerdos de Minsk para pacificar el conflicto de Ucrania están muertos?

Estas cosas nunca mueren del todo, pero a todos los efectos prácticos sí, diría que es una vía muerta. Ciertamente, las milicias prorrusas en Donbás y la propia Rusia no han seguido lo pactado en Minsk en varios meses.

¿Cómo deberían reaccionar la OTAN y los países occidentales en caso de una mayor invasión rusa en Ucrania?

Lo que deberían hacer y lo que es más probable que hagan son dos cosas diferentes. Lo que deberían hacer es estar preparados para apoyar militarmente a Ucrania en cualquier guerra de este tipo. Inicialmente, esto puede limitarse a proporcionar armas y suministros militares, y también a proporcionar otro tipo de apoyo militar como logística, de inteligencia y vigilancia, pero sin involucrarse directamente en los combates. Quizás se podría desplegar una pequeña fuerza “trampa” de la OTAN en Kiev. Pero, si la operación rusa resulta ser una invasión total de Ucrania, incluida la toma de Odessa, entonces la OTAN debería estar lista y dispuesta a detener militarmente a los rusos.

¿Qué consecuencias puede tener para la paz y la inestabilidad en la región la salida de EE UU de Afganistán el 11 de septiembre?

En Afganistán, es muy probable que aumente la violencia y la inestabilidad y en la región en general después de la retirada de EE UU porque, a diferencia del plan de la Administración anterior, que se basaba en ciertos puntos de referencia que se esperaba que cumplieran los talibanes, el plan de Biden no tiene tales puntos de referencia. Es simplemente una retirada incondicional de Estados Unidos que no solo será una gran ayuda para los talibanes, sino que también servirá para enviar una muy mala señal al mundo entero sobre la determinación y el compromiso de Estados Unidos. Esperaría que el Gobierno afgano electo sea derrotado y derrocado por los talibanes en el plazo máximo de un año desde la retirada de Estados Unidos.

Parece que Estados Unidos ya no quiere ser el policía mundial. ¿Washington se está retirando de sus deberes globales?

En el panorama general, sí, creo que es muy apropiado decir que Estados Unidos, y no solo el Gobierno, sino especialmente el público estadounidense, ya no tiene el apetito de ser el policía del mundo. Incluso el interés público de Estados Unidos en los asuntos mundiales se encuentra en un punto histórico bajo en este momento, según muchas encuestas. Creo que, debido a que es Biden quien ahora es presidente, se tomarán algunas acciones simbólicas y superficiales y se harán declaraciones para dar la impresión de que Estados Unidos “está de vuelta”. Pero, en realidad, Estados Unidos está ahora atascado en su propia política interna y no tiene ni el interés ni la capacidad para gestionar la estabilidad global. Pero también preguntaría, ¿por qué debería ser solo el trabajo de Estados Unidos abordar esos deberes? No hemos visto ninguna evidencia de que nadie más, incluidos los europeos o los canadienses o los Estados democráticos emergentes como India o Brasil o Indonesia o Suráfrica, estén dispuestos a compartir sinceramente la carga de los deberes globales, y la opinión pública estadounidense está justificadamente hastiada y cansada de asumir esas responsabilidades sola.