Los ministros de Exteriores de los Bálticos: “No tenemos miedo a Rusia”

Lituania, Estonia y Letonia expresan a Ucrania su total apoyo y aseguran que Rusia es “el único agresor”

Soldados del Ejército de Ucrania en la frontera con Rusia
Soldados del Ejército de Ucrania en la frontera con RusiaSERHIY TAKHMAZOVREUTERS

Los ministros de Asuntos Exteriores de Lituania, Letonia y Estonia expresaron hoy en Kiev su solidaridad plena y total apoyo a la integridad territorial de Ucrania ante la acumulación de tropas rusas junto a sus fronteras. “El principal mensaje de los Estados bálticos es que Ucrania nunca se quedará sola. Esto debe quedar muy claro”, subrayó el jefe de la diplomacia lituana, Gabrieluis Landsbergis, en una rueda de prensa conjunta con sus colegas letón y estonio, y el ministro de Exteriores anfitrión, Dmitro Kuleba.

Landsbergis subrayó que el “apoyo a la integridad territorial de Ucrania es algo que está fuera de discusión” y agregó: “Sabemos quién es el responsable de la escalada de la situación: es la Federación Rusa”. Los países balticos y Ucrania están unidos en su condena de las acciones de Rusia, que apuntan a “una escalada (de la situación) y a socavar los esfuerzos diplomáticos”, dijo por su parte Kuleba.

“Rusia amenaza abiertamente con una guerra y con destruir a Ucrania como Estado. Tenemos dos respuestas a eso: primero, ello no va a ocurrir, y segundo, no tenemos miedo”, enfatizó el ministro ucraniano. Agradeció la solidaridad de sus homólogos bálticos y les pidió debatir con otros países de la OTAN y la Unión Europea medidas de apoyo concreto a Ucrania.

“Necesitamos hacer que Rusia entienda que las consecuencias (de sus acciones) serán dolorosas”, recalcó Kuleba. Insistió en que a Kiev le gustaría que sus socios occidentales le presten asistencia para incrementar las capacidades defensivas de Ucrania. “No estamos llamando a ambas partes a una desescalada, solo al agresor: a Rusia”, dijo a su vez el ministro de Exteriores letón, Edgars Rinkevics.

Agregó que los países bálticos y la Unión Europea apuestan por una solución diplomática al conflicto en el este de Ucrania, pero están dispuestos a imponer nuevas sanciones a Rusia si esta no se consigue.