Al menos ocho muertos en un tiroteo en las oficinas de FedEx en Indianápolis

El atacante se ha suicidado, según la policía, que aún no ha informado de su identidad

Thumbnail

Un tiroteo ocurrido este jueves por la noche en un almacén postal en Indianápolis (Estados Unidos) se ha saldado con al menos ocho muertos y múltiples heridos,, según informaron las autoridades. El suceso ocurrió poco después de las 23.00 hora local (03.00 del viernes GMT) en un almacén de la empresa FedEx cercano al aeropuerto de Indianápolis en el que trabajan 4.500 personas. A su llegada, los policías encontraron víctimas en el interior y exterior del almacén.

En una breve comparecencia ante los medios, una portavoz de la Policía de Indianápolis, Genae Cook, anunció que la persona responsable del ataque se ha suicidado. “Tenemos a múltiples personas con heridas de arma de fuego”, dijo Cook, que también informó de que cinco han sido trasladadas a hospitales con heridas de bala, uno de ellos grave. “Muchos otros han ido a hospitales cercanos. Otras dos personas fueron atendidas y dadas de alta en el lugar del suceso. FedEx ha indicado que hay trabajadores suyos entre las víctimas mortales.

Un testimonio explicó a la cadena afiliada local Fox 59 que un familiar suyo estaba dentro de su vehículo cuando el atacante abrió fuego.

Cook ha indicado que por el momento no se ha podido determinar si el responsable del incidente es un empleado de la empresa ni los motivos del suceso, si bien ha resaltado que hay una investigación en marcha, tal y como ha recogido la cadena de televisión estadounidense NBC. Diversos testigos han indicado a medios locales que se trataba de un hombre blanco. Las autoridades han convocado a todos los familiares que no sepan nada de sus seres queridos a un hotel cercano, donde están recibiendo asistencia.

Por su parte, FedEx ha hablado de “un trágico tiroteo” en las instalaciones. “La seguridad es nuestra principal prioridad y nuestros pensamientos están con todos los afectados. Trabajamos para recopilar información y estamos cooperando con las autoridades en su investigación”, ha zanjado.

Un testigo le dijo a WTHR-TV que estaba trabajando dentro del edificio cuando escuchó disparos. “Vi a un hombre salir con un rifle en la mano y comenzó a disparar y a gritar cosas que no pude entender”, dijo Levi Miller. “Terminé agachándome para asegurarme de que no me viera porque pensé que me vería y me dispararía”.

En las últimas semanas ha habido un repunte de tiroteos en Estados Unidos, siendo el ocurrido el 22 de marzo en un supermercado de Colorado, con 10 muertos, el que más víctimas mortales ocasionó. Una semana antes, el 16 de marzo, un hombre mató a ocho personas en diversos ataques a locales asiáticos de masajes.