Kamala Harris y Nancy Pelosi hacen historia

Por primera vez, dos mujeres flanquean al presidente de EE UU durante el discurso del Estado de la Unión

El presidente Joe Biden  flanqueado por la vicepresidenta Kamala Harris y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi
El presidente Joe Biden flanqueado por la vicepresidenta Kamala Harris y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi FOTO: MELINA MARA / POOL EFE

Nancy Pelosi y Kamala Harris ya rompieron sendos techos de cristal en la política de EE UU. La primera se convirtió en 2007 en la primera mujer en presidir la Cámara de Representantes. La segunda es desde el 20 de enero la primera vicepresidenta estadounidense y, por ello, también presidenta del Senado. Anoche, Pelosi (81 años) y Harris (56) volvieron a hacer historia con mayúsculas al protagonizar una imagen inédita: dos mujeres flanqueando al 46º presidente de Estados Unidos, el también demócrata Joe Biden, durante su primer discurso del Estado de la Unión. Ambas mujeres son, respectivamente, la tercera y segunda en la línea de sucesión presidencial.

Biden les rindió un homenaje: “Señora presidenta, señora vicepresidenta. Ningún presidente nunca ha dicho estas palabras desde este podio. Ningún presidente ha dicho esas palabras antes. Ya era hora”. Al entrar en la cámara, una periodista preguntó a Harris sobre el significado de que ella y Pelosi ocupen esos asientos, a lo que la vicepresidenta contestó tratando de restarle importancia con un simple: “(Es) normal”.

Detrás de Bush y de Trump

En 2007, Pelosi ya se sentó detrás del presidente republicano George W. Bush y junto al vicepresidente Dick Cheney en otro discurso sobre el Estado de la Unión. Bush los reconoció esto al comenzar su alocución: “Esta noche, tengo el gran privilegio y el distintivo honor que tengo como el primer presidente en comenzar el mensaje del Estado de la Unión con estas palabras: Señora Presidenta”.

Pelosi recuperó el poderoso puesto de liderazgo durante la presidencia republicana de Trump y se sentó detrás de él durante sus dos últimos discursos ante el Congreso, rompiendo su copia de los comentarios de Trump en 2020, mientras las cámaras continuaban grabando después de que terminó de dirigirse a los legisladores.

Donald Trump se negó a dar la mano a Nancy Pelosi durante el discurso del Estado de la Unión de febrero de 2020
Donald Trump se negó a dar la mano a Nancy Pelosi durante el discurso del Estado de la Unión de febrero de 2020 FOTO: Alex Wroblewski Alex Wroblewski

“Es muy emocionante. Y es maravilloso hacer historia. Ya era hora “, dijo Pelosi horas antes del discurso durante una entrevista en MSNBC. La oficina de Harris, en cambio, se negó a comentar su papel histórico en el discurso del presidente, prefiriendo dejar que el momento hablara por sí mismo.

Debbie Walsh, directora del Centro para Mujeres y Política Estadounidenses de la Universidad de Rutgers, destacó que el miércoles por la noche mostrará a hombres, mujeres, niños y niñas que las mujeres pueden alcanzar y ocupar puestos de alto nivel y que tienen tanto derecho a ellos como los hombres.

Walsh también señaló la promesa de Biden de incluir a una mujer en su “ticket” electoral y señaló también la diversidad de su Gabinete. Y avanzó lo que después sucedió, que era probable que Biden comenzara el discurso dándose la vuelta para enfrentar a Pelosi y Harris y sentirse orgulloso, no solo personalmente, “sino que también creo que estoy orgulloso por el país y orgulloso por su partido y creo que él verá claramente las implicaciones históricas de esto y el papel que jugó para que eso sucediera”.

“Para todos los que nos preocupamos por el liderazgo público de las mujeres, todavía esperamos el día en que la persona que está en el podio, al frente, sea una mujer”, agregó Walsh. “Pero por ahora este es un momento particularmente gratificante”.

En sus décadas como senador y vicepresidente de Barack Obama, Biden asistió a decenas de discursos conjuntos de sus predecesores en el Congreso de Estados Unidos, pero la escena que enfrentó anoche al subir al podio en la Cámara de Representantes se vio muy diferente.

Solo 200 invitados

Solo 200 personas, en su mayoría legisladores más un puñado de representantes de otras ramas del Gobierno y miembros selectos de la familia, asistieron al discurso con mascarilla y respetando la distancia social, en un guiño a la pandemia de la que aún no se ha liberado el país. Eso está muy lejos de los más de 1.000 funcionarios, amigos e invitados que típicamente se reúnen para un discurso presidencial. “Será su propio carácter, será su propio carácter maravilloso”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. “Pasamos de 1.600 a 200 personas. Es una dinámica diferente, pero tiene su propio valor”.

La primera dama, Jill Biden, estuvo presente, al igual que Douglas Emhoff, esposo de la vicepresidenta, Kamala Harris. El presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos, John Roberts, y el presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Mark Milley, también.