La deteriorada imagen de Alexei Navalni después de su huelga de hambre en prisión

“Tu rey desnudo y ladrón quiere seguir gobernando hasta el final... Vendrán otros 10 años, vendrá una década robada”, ha dicho sobre Putin el opositor ruso

Imagen del opositor ruso Alexei Navalni
Imagen del opositor ruso Alexei NavalniAP

El crítico del Kremlin, Alexei Navalni, ha denunciado hoy al presidente ruso Vladimir Putin como un “rey desnudo y ladrón”. En un vídeo poryectado en la sala de un tribunal, se han visto imágenes de Navalni desde prisión desafiante pero muy demacrado. Es su primera aparición pública desde que terminó una huelga de hambre la semana pasada.

Sus comentarios, en un vídeo borroso transmitido a un tribunal de Moscú, se produjeron en medio de una nueva presión legal sobre Navalni, de 44 años, y su fundación. Sus aliados han contado a Reuters que el opositor se enfrenta a nuevos cargos penales y que se habían visto obligados a disolver su red de oficinas regionales de campaña, ya que las autoridades intentan prohibirlas con la excusa de que son “extremistas”.

El opositor ruso, Alexei Navalni, en las imágenes durante una vista en Moscú FOTO: BABUSHKINSKY DISTRICT COURT OF M via REUTERS

Navalni, con la cabeza rapada, confesó que lo habían llevado a una casa de baños para lucir “decente” para la audiencia. Se desabrochó el uniforme de la prisión para revelar una camiseta que apenas ocultaba su delgado torso.

“Sólo soy un esqueleto”

“Me miré en el espejo. Por supuesto, solo soy un esqueleto terrible”, indicó, y agregó que ahora pesaba 72 kg, el mismo peso que cuando estaba en la escuela.

Cuando aterrizó en Moscú en enero, después de haber estado ingresado en Alemania, pesaba 94 kilos.

El opositor ruso, Alexei Navalni, sólo pesa 72 kilos AP

Más tarde, en la audiencia de apelación contra un veredicto de culpabilidad por un cargo de difamación de un veterano de la Segunda Guerra Mundial, Navalni, de 44 años, atacó a Putin y al sistema judicial ruso. En un momento interrumpió al juez y fue reprendido.

Navalni en febrero, antes de ingresar en la cárcel de Pokrov FOTO: MAXIM SHEMETOV REUTERS

“Quiero decirle a la querida corte que su rey está desnudo”, aseveró sobre Vladimir Putin. “Millones de personas ya lo están gritando, porque es obvio... Su corona está colgando y resbalando”.

Reiterando las acusaciones de corrupción que el Kremlin niega, dijo: “Tu rey desnudo y ladrón quiere seguir gobernando hasta el final... Vendrán otros 10 años, vendrá una década robada”.

Navalni saltó a la fama con una campaña anticorrupción de vídeos cáusticos que catalogaban la riqueza de altos funcionarios a los que calificó de “estafadores y ladrones”. Se ha convertido en el rival político más feroz de Putin en una era en la que los principales partidos de oposición han logrado acumular un apoyo limitado.

Otro tribunal está considerando si declarar “extremistas” a la Fundación Anticorrupción de Navalny (FBK) y su red de oficinas regionales de campaña, lo que daría a las autoridades el poder de encarcelar a activistas y congelar cuentas bancarias. Ese tribunal dijo el jueves que celebraría su próxima audiencia el 17 de mayo.

“Mantener el trabajo de la red de cuarteles generales de Navalniy en su forma actual es imposible: inmediatamente... conduciría a sentencias penales para quienes trabajan en la sede, quienes colaboran con ellos y para quienes les ayudan”, manifestó Leonid Volkov, uno de de los aliados cercanos de Navalni, en un vídeo de YouTube.

Volkov dijo que muchas de las oficinas intentarían funcionar como organismos regionales independientes con sus propios líderes.

Los aliados de Navalni también dijeron que se había abierto un nuevo caso penal en su contra por supuestamente establecer una organización sin fines de lucro que infringía los derechos de los ciudadanos.