Alarma en Suecia por el aumento de casos de covid-19 entre niños y jóvenes

El país nórdico se mantiene a la cabeza de Europa en la incidencia del coronavirus pese a la rápida campaña de vacunación

Manifestantes contra las restricciones anticovid en Malmö (Suecia)
Manifestantes contra las restricciones anticovid en Malmö (Suecia)TT NEWS AGENCY

Como el resto del mundo, Suecia trata de combatir al coronavirus por medio de las restricciones de la vida social, al mismo tiempo que acelera la campaña de vacunación de sus 10.2 millones de habitantes. Sin embargo, el país nórdico sufre una tercera ola que le coloca a la cabeza de la incidencia de la covid-19 en Europa, con 691 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Así lo reconocía este martes Sara Byfors, de la Agencia de Salud Pública (FHM): “Tenemos una gran propagación de la infección en Suecia, incluso en relación con el resto de Europa”. Pero lo que preocupa especialmente a las autoridades sanitarias es que ha detectado que los contagios están creciendo especialmente entre niños jóvenes, segmentos demográficos que aún no se han beneficiado de las vacunas. “Lo que destaca es que los casos entre niños y jóvenes están aumentando, entre los de 0 a 19 años”, explicó Byfors.

Si bien la media nacional se sitúa en los 691 casos por 100.000 habitantes, la situación varía según las regiones, llegando a 1.124 en Västernorrland, 1.003 en Kronoberg y 918 en Östergötland 918. En esta dos últimas la tendencia es ascendente. En las tres regiones más grandes de Suecia, las tasas de incidencia son 701 en Estocolmo, 623 en Västra Götaland (oeste) y 583 en Skåne (sur).

Asimismo, la situación de las UCIS es alarmante en muchas regiones que se han visto obligadas a pedir ayuda a regiones vecinas. Actualmente, permanecen ingresados en cuidados intensivos 405 enfermos de coronavirus, a los que se suman otros 1.522 que reciben tratamiento en planta.

“El cuidado de una persona que está gravemente enferma con covid-19 requiere una gran cantidad de recursos y mucho personal, y es muy importante que todos ayudemos siguiendo las restricciones para ayudar al personal de salud”, insiste Mattias Fredricson, de la Junta Nacional de Salud y Bienestar.

Pese a la fatiga pandémica que hace notar en Suecia, las autoridades sanitarias instan a la población a teletrabajar y evitar los contactos sociales innecesarios. “La propagación de la infección sigue siendo alta. Necesitamos seguir manteniendo la distancia, tanto en el interior como en el exterior, y no socializar con mucha gente. Trabaje desde casa si es posible y evite eventos sociales, atrévase a decir que no “, glosa Byfors. “Si vive en una región donde hay más recomendaciones, estas se aplican tanto como las recomendaciones nacionales”.

Precisamente, el calendario del Gobierno rojiverde de Stefan Löfven para levantar progresivamente las restricciones anticovid se ha visto retrasado por la propagación de la pandemia en el país, que ya suma 13.863 muertos y se acerca al millón de infectados (924.340). De ahí que el 22 de abril, Löfven recordara en una comparecencia que “Cuando la presión sobre la atención médica disminuya y la propagación de la infección disminuya, solo en ese momento, el Gobierno estará preparado para dar el primer paso para levantar las restricciones. Pero todavía no hemos llegado allí”.

A su lado, la ministra de Sanidad, Lena Hallengren, reconocía que “la fatiga pandémica es probablemente una de las varias razones detrás de la alta y continua propagación de la infección”. Las autoridades regionales, reveló Hallegren, “están informando que el cumplimiento de las recomendaciones está disminuyendo cada semana”.

Desde febrero, bares y restaurantes deben cerrar a las 8:30 de la noche y se ha limitado el aforo en gimnasios, supermercados y centros comerciales. Por recomendación de la Agencia de la Salud Público, el Gobierno ha decidido no levantar estas medidas hasta mediados de mayo.