España

Marruecos endurece su posición por el asunto “Polisario”: “Se trata de un acto premeditado”

“Es una maniobra tramada a espaldas de un socio y vecino”, dice el ministerio de Asuntos Exteriores. Nueve partidos políticos marroquíes piden aclaraciones al Gobierno de España

El ministro marroquí de Exteriores, Nasar Burita, . EFE/Fatima Zohra Bouaziz
--
El ministro marroquí de Exteriores, Nasar Burita, . EFE/Fatima Zohra Bouaziz --Fatima Zohra BouazizEFE

Marruecos ha emitido esta mañana un nuevo comunicado oficial por la presencia en España del jefe del Frente Polisario, Brahim Ghali. Anuncia que “sacará (tendrá) sus consecuencias”, sobre todo después de las declaraciones que se han producido desde áreas gubernamentales españolas. Se trata de un “acto grave y contrario a la buena vecindad”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores del vecino país ha señalado que desde que “España recibió en su territorio al líder de las milicias del “Polisario”, acusado de crímenes de guerra y graves violaciones de los derechos humanos, los funcionarios españoles han incrementado el número de declaraciones que intentan justificar este grave y contrario acto a la buena vecindad”.

“En respuesta, -dice el comunicado- el Reino de Marruecos desea aclarar lo siguiente:

1. La decisión de las autoridades españolas de no notificar a sus homólogos marroquíes la llegada del líder de las milicias del “Polisario” no es una simple omisión. Se trata de un acto premeditado, una elección voluntaria y una decisión soberana de España, que Marruecos reconoce plenamente. Sacará todas las consecuencias.

2. La invocación de consideraciones humanitarias no puede justificar esta actitud negativa. En efecto :

-Las consideraciones humanitarias no justifican las maniobras tramadas a espaldas de un socio y un vecino.

-Las consideraciones humanitarias no pueden ser una panacea que se conceda selectivamente al líder de las milicias del “Polisario”, en un momento en el que miles de personas viven en condiciones inhumanas en los campamentos de Tinduf.

- Las consideraciones humanitarias tampoco pueden explicar la inacción de la justicia española, cuando se toma debidamente en consideración las denuncias documentadas. La aplicación de la ley y la preservación de los derechos de las víctimas no se puede hacer con dobles raseros, ni sufrir ningún doble rasero.

- Las consideraciones humanitarias no explican, además, que se sea cómplice de robo de identidad y falsificación de pasaportes, con la intención de eludir voluntariamente la ley.

- Por último, las consideraciones humanitarias no pueden negar los reclamos legítimos de las víctimas de violaciones, torturas y violaciones masivas de derechos humanos cometidas por el líder de la milicia “Polisario”.

3. La actitud de algunos funcionarios del gobierno, prejuzgando la reacción marroquí y minimizando el impacto, por grave que sea la relación, no puede ocultar esta lamentable situación.

4. La preservación de la asociación bilateral es una responsabilidad compartida, que se nutre del compromiso permanente de salvaguardar la confianza mutua, mantener una cooperación fructífera y salvaguardar los intereses estratégicos de dos países”.

Hasta aquí el comunicado oficial. En cualquier caso, la Justicia española (la Audiencia Nacional) ha citado como imputado para el próximo 1 de junio, como investigado, a Brahim Ghali.

Una provocación a Marruecos

Horas después de estas duras declaraciones desde el ministerio de Exteriores de Marruecos, nueve partidos marroquíes firmaron comunicado pidiendo aclaraciones al Gobierno de Pedro Sánchez.

“Los partidos marroquíes firmantes de este comunicado recibieron con gran indignación y desaprobación la noticia de la recepción en España del presidente del Frente Polisario separatista, Brahim Ghali, bajo una identidad falsa, lo que indica que los dirigentes de las milicias separatistas siempre han actuado como bandas criminales”, recoge el comunicado, firmado por el gobernante Partido de Justicia y Desarrollo (PJD) y sus aliados en la coalición gubernamental: Reagrupación Nacional de Independientes (RNI), Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), Movimiento Popular (MP) y Unión Constitucional (UC). Asimismo, lo firman el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), que lidera la oposición parlamentaria, Istiqlal (PI), Progreso y Socialismo (PPS) y la formación izquierdista minoritaria del Partido Socialista Unido (PSU). En suma, prácticamente todo el arco parlamentario marroquí.

“Los partidos que han firmado este comunicado consideran que esta recepción (la de Ghali) es inaceptable y abiertamente provocadora para el Reino de Marruecos y en marcado contraste con la excelencia de las relaciones bilaterales entre los dos pueblos y los dos países así como la buena vecindad, teniendo en cuenta que esta persona está siendo perseguida por graves violaciones de los derechos humanos, crímenes de lesa humanidad y graves abusos de los derechos de los detenidos en los campamentos de Tinduf, que no pueden ser tolerados”.

Es más, los partidos políticos marroquíes rechazan “las justificaciones y excusas dadas por algunos funcionarios del Gobierno español para recibir al presidente del Frente Polisario”. Además, hacen “hincapié en que la asociación y la buena vecindad deben respetar la soberanía de Marruecos, así como dejar de ser cómplice de sus enemigos”.

Asimismo, recuerdan al Gobierno que “España ha sufrido y sufre del fenómeno del separatismo y sus desastrosas consecuencias para su estabilidad y unidad, y que ningún partido marroquí ha registrado posiciones o acciones en apoyo al separatismo en la vecina España”.

También expresan su anhelo a que “el Gobierno español defina claramente su posición sobre esta violación flagrante y que actúe inmediatamente para corregirla”.

.