Elvira, la profesora que hizo de escudo para salvar la vida de un alumno en el tiroteo de Kazán

Las redes sociales le dedican homenajes a esta docente de 26 años que enseñaba inglés en el colegio ruso atacado

Elvira Ignatieva, una joven de 25 años
Elvira Ignatieva, una joven de 25 añosInstagramInstragram

Homenajes en las redes sociales a la profesora asesinada en el tiroteo de una escuela en la ciudad rusa de Kazán, donde murieron nueve personas, siete de ellos estudiantes. Elvira Ignatieva, una joven de 26 años que enseñaba inglés en la Escuela No. 175 desde hacía cuatro años, recibió un disparo del atacante que acabó con su vida justo cuando trataba de salvar la vida de uno de los alumnos.

“Salió al pasillo y la mataron”, dijo un agente de policía de la ciudad de Kazan. “Según informes iniciales de testigos presenciales, Ignatieva intentó salvar a uno de los estudiantes”, agregó la fuente a medios locales. “Ella apartó al niño del atacante y se interpuso en su camino, de hecho se interpuso entre él y el niño. La herida que recibió resultó ser mortal”.

En su cuenta de Instagram, Ignatyeva solía publicar mensajes motivadores sobre fotos de ella misma disfrutando de paseos y salidas nocturnas. “No es tan difícil hacer feliz tu vida”, escribió el 1 de febrero. Solo necesitas dejar de pensar que la felicidad solo es posible en algún lugar allá, en el futuro, y aprender a disfrutar cada minuto real, aquí y ahora”.

Ignatieva llegó al colegio en 2018, el mismo año en que Ilnaz Galyaviev, el autor de la matanza, se graduó en el centro educativo. La otra maestra que perdió la vida en el ataque fue identificada como Venera Aizatova, de 55 años, profesora de matemáticas y reconocida con un premio por su labor pedagógica ‘en el uso de las nuevas tecnologías.

Mientras tanto, la república rusa de Tatarstán despedía este miércoles a los nueve fallecidos. Según dijeron en la jefatura de la república, no hubo funeral conjunto sino que cada familia, que recibirá de las autoridades una ayuda económica de un millón de rublos (unos 13.500 dólares), decidió dónde dar el último adiós a su ser querido.

Seis niños heridos continúan en estado grave y muy grave. Al mismo tiempo, ocho víctimas del suceso serán trasladadas a Moscú para su tratamiento médico en la capital rusa. “Un avión del Ministerio de Emergencias de Rusia ya se encuentra aquí y en las próximas horas los heridos -cinco niños y tres adultos- serán trasladados a los mejores hospitales de nuestro país”, dijo el líder de Tatarstán, citado por la agencia Interfax.