Misiles rusos Kornet, “los asesinos de tanques” que Hamas lanza contra Israel

Estos proyectiles de gran precisión son capaces de destruir blindados y drones

Lanzamiento de un proyectil ruso Kornet
Lanzamiento de un proyectil ruso KornetОльги БалашовойОльги Балашовой

El número de misiles lanzados desde la Franja de Gaza contra Israel ha crecido con respecto al último conflicto de 2014 en el mismo escenario. Expertos militares israelíes sostienen que en apenas unos minutos Hamás ha sido capaz de enviar hasta 100 cohetes, cuando en el pasado se registraban unos 200 durante todo un día. En total, las milicias islamistas de Hamás y la Yihad Islámica habrían lanzado 1.600 cohetes desde la Franja hacia Israel desde el inicio de la escalada.

Para expertos israelíes, Hamás y otros grupos yihadistas han sabido reconstruir de forma secreta sus arsenales en los últimos años. Muchos de estos cohetes son interceptados por el escudo israelí Cúpula de Hierro, que consigue repeler casi un 90% de los proyectiles, según datos del Ejército israelí.

Pero hay un tipo de proyectil especialmente problemático para Israel. Se trata del misil guiado antitanque Kornet, de fabricación rusa. Es sumamente valorado por su precisión y eficacia en un margen de alcance de 5,5 kilómetros durante el día y 3,5 kilómetros por la noche. En su interior cuenta con un sistema láser de detección semiautomática de objetivos. Su eficacia deriva del hecho de que son capaces de penetrar hasta 1.400 milímetros de un carro blindado y más de tres metros de hormigón armado a baja altura. Por algo se les llama popularmente “los asesinos de tanques”, si bien también están preparados para derribar drones y penetrar en búnkeres. Durante años, organizaciones terroristas como Hizbulá y Hamás los han utilizado en su guerra contra Israel.

Las autoridades militares israelíes creen que estos misiles son enviados desde Irán a sus socios de Hizbulá, que empleó los Kornet en la segunda guerra del Líbano, en el año 2006. Se cree que Hizbulá a su vez los envió a la Franja de Gaza a través de túneles clandestinos desde la península egipcia del Sinaí. Los Kornet están siendo lanzados estos días contra Israel para hacer frente a los vehículos blindados.

Uno de estos misiles fue lanzado el pasado domingo contra un vehículo israelí cerca de la frontera de Gaza. En la madrugada del miércoles Hamás lanzo otro Kornet contra un vehículo todoterreno y mató al conductor e hirió a dos ocupantes de gravedad.

Dado su alcance, representa una gran amenaza a lo largo de la frontera. Sin embargo, el Ejército israelí trata de mantener despejada las zonas fronterizas para evitar que Hamás utilice estas zonas con plataforma de lanzamiento.

Uno de los fundadores de Hamás, Mahmoud al-Zahar, declaró el año pasado que el misil Kornet se ha convertido en una necesidad frente al estado de ocupación israelí. “El misil Kornet ha consagrado un mensaje a la ocupación de que acercarse a las fronteras ya no es fácil”. El secretario general de Hizbulá, Sayyed Hassan Nasrallah, señaló al medio Al Mayadeen, que estos proyectiles fueron adquiridos por los sirios a los rusos y reveló que el presidente Bachar Al Asad había aceptado entregar los Kornet a las milicias de Hamas y la Yihad Islámica en Gaza.