Hamás presume de “comandos” infantiles

El líder el brazo político de la organización islamista, Yihie Sinwar, aparece en público por primera vez desde el alto el fuego en Gaza para insuflar ánimos en la milicia

Un seguidor de Hamas porta a su hijo sobre los hombros en una manifestación pro palestina en Líbano
Un seguidor de Hamas porta a su hijo sobre los hombros en una manifestación pro palestina en LíbanoBilal HusseinAP

Por primera vez desde el alto el fuego pactado entre Israel y Hamás el viernes tras once días de combate, el líder del brazo político de Hamás en la Franja de Gaza, Yihie Sinwar, apareció ayer en público. Entre la expectación local, el líder islamista fue a visitar la carpa de luto de la familia de Bassem Issa, comandante de la brigada de la ciudad de Gaza muerto por un bombardeo israelí la pasada semana.

Sinwar apareció para intentar proyectar fortaleza tras los combates, que para los islamistas resultaron victoriosos porque “destrozamos el proyecto de normalización de naciones árabes con la ocupación israelí”. Ismail Haniye, líder en el exilio qatarí, alertó tras la tregua que seguirán luchando por Jerusalén “hasta que la mezquita de Al-Aqsa sea liberada”.

Según informó el canal israelí Kan11, en las negociaciones para asentar un alto el fuego a largo plazo, el grupo islamista que controla la franja estaría exigiendo a los egipcios que Israel detenga la política de asesinatos selectivos a sus cabecillas. Oficiales de Hamás señalaron que si el ejército hebreo mata a los líderes Sinwar o Mohamad Deif (brazo armado), supondrá la renovación de los lanzamientos de misiles a territorio israelí.

Entre otras exigencias, Hamás estaría pidiendo la implementación de un plan para la mejora de las infraestructuras de la castigada franja, así como garantizar el libre tránsito de los millones de dólares enviados frecuentemente por Qatar. Por ahora, los esfuerzos egipcios se concentran en asegurar que el alto el fuego se mantenga vigente. En el enclave palestino, ya empezaron las retiradas de los escombros de edificios bombardeados, y se extrajeron cadáveres de milicianos muertos por los ataques del ejército israelí en los túneles subterráneos.

El viernes, el ministro de defensa israelí Benny Gantz aseguró que la opción de aniquilar a los principales cabecillas de Hamás todavía está sobre la mesa. Durante la ofensiva “Guardián de los Muros”, la vivienda de Sinwar, así como la de otros altos oficiales y comandantes, fueron bombardeadas. Él salió ileso, ya que los principales líderes del grupo islamista se protegen de los ataques en túneles cavados bajo tierra. Gantz consideró que Sinwar pretendió venderse como actor influyente sobre el destino de Jerusalén, pero “cometió un grave error. Replicamos con dureza sus intenciones”.

La reciente escalada ha fortalecido el rol de Hamás frente a su rival interno de Fatah, que controla la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en Cisjordania. Los islamistas lograron posicionarse al frente de la defensa de las reclamaciones palestinas sobre la Explanada de las Mezquitas.