La matanza de Sendero Luminoso en el valle cocalero de Perú agita la campaña

Una banda de narcos ligada al capo peruano Víctor Quispe Palomino, ex miembro del grupo terrorista peruana asesina a 16 personas y dos niños. Hallados panfletos en contra de las elecciones en el lugar de la masacre

Militares en la región del VRAEM, donde tiene presencia la guerrilla maoísta Sendero Luminoso
Militares en la región del VRAEM, donde tiene presencia la guerrilla maoísta Sendero LuminosoEL COMERCIO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO EL COMERCIO / ZUMA PRESS / CONTA

La matanza de 16 personas perpetrada por una banda de narcotraficantes Sendero Luminoso en la mayor zona cocalera de Perú ha hecho recordar a los peruanos las dos décadas de conflicto armado que asolaron al país entre 1980 y 2000. Una banda de narcos ligada al capo peruano Víctor Quispe Palomino, alias ‘José’, ha asesinado a dieciséis personas y tres resultaron heridas la noche del domingo en la provincia amazónica de Satipo, en el centro del país, en el principal valle de producción de hoja de coca de Perú. Quispe fue miembro del grupo terrorista maoísta Sendero Luminoso que fue responsable de 32.000 muertes entre 1980 y 2000 según la Comisión de la Verdad y la Reconciliación.

El juez de paz, Leónidas Casas, denunció que, alertado por el presidente de un comité de autodefensa, encontró dieciséis cuerpos con signos de disparo de fusil, entre ellos dos menores de edad calcinados, en dos cantinas del Poblado San Miguel de Ene. La zona de mayor producción de hoja de coca en Perú está formada por el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) donde viven medio millón de personas.

Este crimen atroz ha tensado la campaña de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del próximo 6 de junio que enfrenta al maestro rural de izquierda, Pedro Castillo, y a la conservadora Keiko Fujimori, hija del expresidente Fujimori. El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas ha informado que encontraron un panfleto en el lugar de la tragedia que exigía no participar en los comicios presidenciales. La octavilla rezaba: “Pueblo peruano: boicot a las elecciones burguesas, porque no es tu camino: ¡No ir a votar. Votar en blanco. Votar nulo o viciado! ¡Quien vote a favor de Keiko Fujimori es un traidor, es asesino del VRAEM, es asesino del Perú!”.

Condena de los candidatos

Ambos candidatos han mostrado su consternación por lo sucedido y han animado a ir a votar. Castillo ha negado durante la campaña tener vínculo algunos con Sendero Luminoso. “Quisiera extender mi solidaridad a las familias de las víctimas. Condeno la cobarde actitud de algunas personas que en un escenario político abusan del pueblo”. Guillermo Bermejo, congresista por el partido de Castillo Perú Libre, enfrenta un juicio acusado por la Fiscalía de ser integrante de Sendero Luminoso. Por su parte, a Keiko Fujimori le pesa la sombra de su padre quién cumple una condena de 25 años por crímenes de lesa humanidad por la esterilización forzosa de 300.000 mujeres. Sin embargo, se atribuye al expresidente la derrota de Sendero Luminoso.

Los incondicionales de ambos bloques han acusado al candidato contrario de ser responsables del control de los narcos en esta zona clave para la producción de hoja de coca. Fujimori se ha mostrado tajante ante las acusaciones: “Quiero rechazar categóricamente las insinuaciones afiebradas que están señalando a personas vinculadas a nuestra agrupación política. Ante este tipo de ataques a nuestro país y a la democracia, los peruanos más que nunca debemos estar unidos. Hoy más que nunca debemos defender nuestra patria y acudir con mucha serenidad el día 6 de junio a votar. Votar por la opción que ustedes crean”.

Fujimori encara la fase previa del juicio oral en régimen de libertad vigilada por las acusaciones de organización criminal y lavado de activos en sus campañas en las elecciones de 2011 y 2016. El juez no autorizó su viaje a Ecuador para asistir al foro Desafíos de la Libertad organizado por el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa este domingo en Quito. En una charla telemática, Vargas Llosa ha animado a votar a Fujimori alertando de una posible llegada de la dictadura a Perú si Castillo gana las elecciones: “Hay que salvar al país de un peligro enorme que es caer en manos del totalitarismo”. Los asesinatos evidencian el dominio de los grupos criminales en las zonas cocaleras de Perú. La violencia del narco entra en la campaña peruana.