La razón por la que Corea del Norte está matando a todos los gatos y palomas en la frontera con China

Kim Jong Un teme que los animales propaguen el coronavirus por la frontera con el país vecino

El dictador norcoreano Kim Jong Un
El dictador norcoreano Kim Jong Un FOTO: KCNA

Corea del Norte es uno de los países con menor incidencia por coronavirus. Al menos eso es lo que dicen sus autoridades. La información que trasciende es mínima y apenas se conoce a fondo cuál es la situación de la pandemia dentro del país comunista. El dictador Kim Jong-un presume de su eficacia en el control del virus. Una prueba más es la orden que ha dado a sus fuerzas para “eliminar” gatos y palomas porque cree que están propagando la covid-19 a través de las fronteras con China.

Según revela el diario británico Mirrow, las autoridades han ordenado disparar a lo largo de la frontera a pájaros y gatos. Ha habido familias que se han negado a entregar y a sacrificar a sus animales. En Hyesan, una familia fue confinada 20 días por criar un gato, informa Daily NK. Al parecer, dicha familia había dicho a las autoridades que su gato había muerto cuando los funcionarios estaban registrando las casas de la localidad para asegurarse de que nadie estuviera criando estos animales.

Sin embargo, el 22 de mayo, su gato fue visto con vida cerca de una valla de tela metálica en la frontera. Los guardias fronterizos intentaron capturar al gato, pero se escapó. El incidente fue denunciado hasta el comando provincial de cuarentena, y tras dos días de investigación se encontró a los dueños del animal. “Se llevaron al gato, y la familia fue sentenciada a 20 días de aislamiento”, dijo una fuente al Daily NK.

A principios de este mes, se supo que el presidente norcoreano había prohibido el uso de la medicina china en los principales hospitales del país después de la muerte de un funcionario.

Corea del Norte afirma no haber sufrido casos confirmados de Covid-19 durante la pandemia, pero está promoviendo medicamentos fabricados en el país, ya que los tratamientos extranjeros no están disponibles debido a las sanciones impuestas por las Naciones Unidas.

Las prohibiciones están a la orden del día en Corea del Norte, y no solo para evitar la propagación de la covid-19. Recientemente, las autoridades han prohibido los vaqueros ajustados en un intento por mantener a los jóvenes alejados del sistema de vida capitalista. En el pasado, Kim Jong Un decretó que las personas que adopten modas extravagantes deberían ser enviadas a campos de trabajo.

La prensa británica ha publicado recientemente la historia de un hombre norcoreano que fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento frente a 500 personas por vender música y películas ilegalmente. Las autoridades calificaron a la víctima como un “elemento antisocialista” por intercambiar videos que incluían series y películas de Corea del Sur.

Su familia se vio obligada a presenciar la ejecución en primera fila de su ser querido en Wonsan, provincia de Gangwon, 40 días después de su arresto.