África

Un ministro de Uganda disparado a quemarropa salva la vida pero su hija muere en el atentado

El general Edward Katumba Wamala es uno de los militares más veteranos del convulso país africano

Agentes de policía tras el atentado en Uganda
Agentes de policía tras el atentado en Uganda FOTO: ABUBAKER LUBOWA REUTERS

El Ministro de Trabajo y Transporte de Uganda, el general Edward Katumba Wamala, sobrevivió esta mañana a un intento de asesinato en el que murieron una de sus hijas y su conductor personal, según confirmó a Efe la oficina del portavoz de la Policía. Según los testigos, poco después de que Wamala saliese de su domicilio, en el norte de Kampala, la capital ugandesa, varias motocicletas con hombres fuertemente armados se aproximaron a su coche todoterreno y dispararon contra el vehículo.

A pesar de que Wamala está herido e ingresado en un hospital de la capital ugandesa, el parlamentario Chris Baryomunsi confirmó a los medios de comunicación que se encuentra “estable” y “fuera de peligro”. “Nuestro compañero Wamala ha recibido disparos, y su conductor (Haruma Kayondo) y su hija (Brenda Katumba) han muerto […]. Esperamos que las almas de los fallecidos puedan descansar en paz”, declaró poco después en su cuenta de Twitter el portavoz del Parlamento de Uganda, Jacob Oulanyah.

Antes de encabezar el Ministerio de Trabajo y Transporte a finales de 2019, Wamala destacó como uno de los militares más veteranos de Uganda y ocupó los puestos de Jefe de las Fuerzas de Defensa y de Inspector General de la Policía.

En marzo de 2017, el portavoz de la Policía de Uganda, Andrew Felix Kaweesi, y dos de sus guardaespaldas fueron asesinados durante un ataque similar en los alrededores de su hogar después de que un grupo de motoristas armados asaltaran su vehículo.

El país africano ha sido escenario de varios ataques similares durante los últimos años, incluido el asesinato de un exportavoz de la Policía y un político aliado del presidente, Yoweri Museveni, ambos tiroteados por personas no identificadas a bordo de motocicletas. Los asesinatos y muertes misteriosas de altos cargos en los últimos años han alimentado la especulación sobre los perpetradores y sus motivaciones. Las víctimas han sido diputados, un alto oficial de policía, el principal fiscal del país, altos líderes musulmanes y otros.