El Pentágono reconoce la existencia de 120 objetos no identificados, pero no sabe si son extraterrestres

El documento, que se hará público a finales de junio, muestra la preocupación por posibles riesgos para la seguridad nacional

Objeto avistado por pilotos de la Armada en un vídeo desclasificado por EEUU
Objeto avistado por pilotos de la Armada en un vídeo desclasificado por EEUUPentágonoPentágono

El Congreso de los Estados Unidos ha dado de plazo hasta el 25 de junio al Pentágono para entregar un documento desclasificado sobre la posible existencia de ovnis. Este espinoso asunto nunca había sido abordado con tanta seriedad dentro del Capitolio, donde algunos congresistas consideran que está en juego la seguridad nacional de Estados Unidos. Pero, ¿qué pruebas hay de que pudiera existir objetos voladores no identificados? El documento del Departamento de Defensa constata que entre 2004 y 2015 pilotos de la Armada de EEUU registraron 120 avistamientos de incidentes desconocidos. No dicen que sean ovnis con vida extraterrestre pero tampoco tienen claro de qué se trata.

Existen decenas de testimonios entre pilotos de combate y altos oficiales de la Armada que aseguran haber sido testigos de avistamientos que no se corresponden con naves de enemigos ni con programas secretos estadounidenses.

The New York Times aseguró que en el documento, aún confidencial, se determina que la inmensa mayoría de los más de 120 incidentes registrados podrían ser considerados ajenos a cualquier actividad secreta de EEUU o a fenómenos meteorológicos. El informe admite que gran parte de los fenómenos observados siguen siendo difíciles de explicar, incluida su aceleración, así como su capacidad para cambiar de dirección o sumergirse, relata el rotativo. Una posible explicación es que los fenómenos podrían ser globos meteorológicos u otros aparatos usados en investigación, aunque esta teoría no se sostiene en todos los casos, dijeron los funcionarios.

El informe final también incluirá un anexo secreto, dijeron los funcionarios, quienes tampoco descartan la posibilidad de que estos objetos voladores fueran fenómenos aéreos que podrían haber sido protagonizados por tecnología experimental de una potencia rival, muy probablemente Rusia o China. De hecho, existe preocupación en los servicios de inteligencia y los militares estadounidense sobre el hecho de que China o Rusia pudieran estar experimentando con tecnología hipersónica, con velocidades de vuelo superiores a los 6.000 kilómetros por hora.

Las fuentes citadas por The New York Times concluyen que el documento del Pentágono es bastante ambiguo y que si bien no se da pábulo a la existencia de vida extraterrestre tampoco existe una explicación convincente sobre el origen de estos objetos misteriosos. El documento supondrá un jarro de agua fría para todos aquellos que creen que hay vida más allá del planeta Tierra. Por su parte, los funcionarios del Pentágono dejan claro que su objetivo final es aclarar si estos objetos sin identificar representan una amenaza real para la Tierra.

En los últimos tiempos, hablar del reconocimiento de ovnis ha dejado de ser un asunto marginal a estar en boca de personalidades de todo tipo. El teniente retirado de la Marina Ryan Graves afirmó en el programa 60 Minutes que en la costa del Virginia los militares ven estos fenómenos a diario. Harry Reid, el que fuera líder de los demócratas en el Senado entre 2005 y hasta 2017, fue el responsable de financiar un proyecto secreto del Pentágono para investigar si los avistamientos de objetos no identificados eran un riesgo para la Tierra. Reid es un defensor de las teorías que apuntan a la existencia de vida extraterrestre y en una entrevista dijo que quedó “maravillado” con lo que vio en la mítica Area 51.

Hace unos días, el investigador Jeremy Corbell dijo haber captado en una grabación de 2019 desde la pantalla de un radar del destructor USS Omaha atracado en el puerto de San Diego, en California, una imagen de 14 objetos voladores no identificados rodeando un barco de guerra. El periodista de la cadena NBC Gadi Schwartz ha publicado en Twitter que una fuente del Pentágono le ha confirmado que se trata de una grabación real. Fuentes citadas por el diario The Independent indicaron que dichos objetos se mueven muy rápido para ser drones. “Si son drones, muestran capacidades que están más allá de nuestras propias tecnologías”.

El ex presidente Barack Obama mostró sus dudas recientemente en la CBS. “Lo que es cierto, y estoy hablando en serio, es que hay imágenes y registros de objetos en los cielos, que no sabemos exactamente qué son, no podemos explicar cómo se movieron, su trayectoria”.

A este respecto, cabe citar al que fuera astronauta de la NASA Edgar Mitchell, quien participó en la misión espacial a la luna del Apolo 14, en 1971. Mitchell aseguró recientemente en una conferencia sobre ovnis que los alien existen y que el Gobierno estadounidense oculta naves no identificadas. En este sentido, indicó que él mismo llevó el asunto ante el Pentágono, pero que cuando parecía que le iban a dejar acceder a los informes, “toda la investigación se vino abajo”.

Mitchell sostiene que que los aliens habían entrado en contacto con los humanos “muchas veces” pero los gobiernos han “ocultado la verdad” desde hace 60 años. Un portavoz de la NASA desmintió estas consideraciones al señalar que ellos no realizan “ningún seguimiento” de ovnis. “La NASA no está envuelta en ningún tipo de encubrimiento de la vida alienígena en este planeta o en cualquier otro”, sentenció.