Fujimori se impone con holgura en el extranjero, también entre los peruanos residentes en España

Pedro Castillo ha anunciado que es el vencedor de los comicios

Simpatizantes de la candidata a la Presidencia de Perú Keiko Fujimori
Simpatizantes de la candidata a la Presidencia de Perú Keiko FujimoriAntonio MelgarejoEFE

La candidata de Fuerza Popular a las elecciones presidenciales de Perú, Keiko Fujimori, se ha impuesto por un amplio margen a su rival, Pedro Castillo, entre los peruanos residentes en el extranjero, incluidos aquellos que ejercieron su derecho al voto desde España.

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) estima, con el 89 por ciento de las actas procesadas, que Fujimori obtuvo fuera del país más de 178.000 votos, lo supondría el 66,24 por ciento, mientras que el candidato de Perú Libre logró alrededor de 91.000 sufragios, equivalentes al 33,75 por ciento.

En Europa, la diferencia entre ambos se ajusta --58,86 por ciento de Fujimori frente al 41,13 por ciento de Castillo--, aunque vuelve a ampliarse si se observan de forma particular los datos de España, donde el nivel de apoyo a la dirigente conservadora asciende al 62,23 por ciento, con el 98 por ciento de las actas procesadas y el 85,6 ya contabilizadas.

Ni Fujimori ni Castillo se habían impuesto en España en la primera vuelta celebrada en abril, de la que salió vencedor Rafael López Aliaga, quien quedó tercero en términos generales y, por tanto, fuera de la segunda ronda.

Más de 152.000 peruanos estaban llamados a votar el domingo en España en alguno de los centros habilitados en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Almería, Bilbao, Zaragoza, Vigo, Santa Cruz de Tenerife, Salamanca, Oviedo, Palma de Mallorca, Málaga y Las Palmas de Gran Canaria.

El voto en el exterior es obligatorio en el caso de Perú, aunque no conlleva ningún tipo de multa, como recordaba el Consulado en Madrid en las directrices para el pasado domingo.

Pedro Castillo ha asegurado que de acuerdo a un “informe” de los personeros de su partido, ya tiene el “conteo oficial” de los votos, y se ha “impuesto” en las elecciones, señalándose así como vencedor de la segunda vuelta de la presidenciales peruanas. Así lo ha aseverado en una nueva intervención ante sus simpatizantes en Lima, en la que también ha pedido a las autoridades electorales no “mancillar” la voluntad del pueblo peruano y ha demandado a sus seguidores “no caer en la provocación”.

Asimismo, el aspirante izquierdista ha garantizado que su futuro Gobierno será “respetuoso de la democracia y de la Constitución actual”, así como un “Gobierno con estabilidad financiera y económica”. “Hay ciertas zancadillas como la subida del dólar, que para mañana va a subir unos puntos más, el costo del pan, del pollo, de la canasta familiar. Mentira, lo que pasa es que hay cierta incertidumbre, que el pueblo ya no las cree, y por eso debo decirles que acabo de tener conversaciones con el empresariado nacional donde está mostrando su respaldo al pueblo”, ha dicho.