Un MiG-29 del Ejército búlgaro se estrella durante una maniobra militar y el piloto desaparece

Desde que se sumó a la OTAN, Bulgaria ha tratado de reemplazar sus aviones soviéticos por F-16

Un MiG-29 de fabricación soviética en una foto de archivo
Un MiG-29 de fabricación soviética en una foto de archivoAlex Beltyukov/Wikemedia CommonsAlex Beltyukov/Wikemedia Commons

Un avión de la Fuerza Aérea de Bulgaria se estrelló en el Mar Negro durante un ejercicio militar y el piloto está desaparecido desde hace horas sin que haya ninguna pista sobre su paradero. El avión, un MiG-29 de fabricación soviética, desapareció del radar a las 12:45 a.m. hora local del miércoles sobre las aguas territoriales del país, indicó el ministerio de Defensa, que agregó que una operación de búsqueda y rescate se lanzó de inmediato y continuaba.

Las razones del accidente no están claras, pero los oficiales militares suspendieron el simulacro Shabla 2021. Otros dos MiG-29 pertenecientes a Bulgaria se estrellaron en 1994 y en 2012. Desde que se unió a la alianza militar OTAN en 2004, Bulgaria ha tratado de reemplazar su flota de Mig-29 de fabricación soviética, pero los problemas financieros han causado varios retrasos.

El país balcánico firmó un acuerdo en 2019 para comprar ocho aviones militares F-16 a la firma estadounidense Lockheed Martin como parte de los esfuerzos para alinear su fuerza aérea con los estándares de la OTAN. Está previsto que el primero le sea entregado en 2023.

Actualmente Bulgaria cuenta con 16 cazas MiG-29, de los que solo seis están operativos, para vigilar su espacio aéreo. Para renovar sus Fuerzas Aéreas, el país balcánico compró el verano de 2020 ocho cazas F-16 Block 70 de segunda mano a EEUU. Se espera que los primeros cuatro de ellos sean suministrados en 2024.

El mantenimiento de los vetustos MiG-29 búlgaros, que vigilan fronteras exteriores de la OTAN, dependen de empresas estatales rusas que suelen incurrir en retrasos en la reparación de los aparatos, lo que ha producido tensiones entre Sofia y Moscú

En los últimos años varios países se han interesado por la compra del avión de combate MiG-29, un caza a reacción bimotor diseñado en la Unión Soviética. El MiG-29, junto con el Sukhoi Su-27 (más grande), fue desarrollado para contrarrestar los cazas estadounidenses F-15 Eagle y el F-16. Más tarde, Moscú desarrolló el MiG-29M como una variante avanzada del MiG-29, anteriormente llamado “MiG-33”, diseñado originalmente por Mikoyan en la Unión Soviética a mediados de la década de 1980.