La Justicia peruana rechaza la prisión preventiva contra Keiko Fujimori

La candidata presidencial y su partido son investigados por ocultar millonarias donaciones de grandes empresas en una contabilidad ficticia

Keiko Fujimori abandona la corte de Lima este lunes
Keiko Fujimori abandona la corte de Lima este lunesMartin MejiaAP

Keiko Fujimori no entrará en prisión provisional por el caso de corrupción Lavo Jato mientras los órganos electorales revuelven las 266 denuncias de “fraude” de la candidata conservadora contra el aspirante izquierdas de Perú Libre Pedro Castillo, provisionalmente vencedor en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 6 de junio por un estrecho margen de 44.058 votos. Los resultados oficiales otorgaron una victoria provisional a Castillo con el 50,12% de los apoyos frente al 49,8% de Fujimori.

Un juez peruano ha declarado infundada la petición de la Fiscalía de que Fujimori regrese a prisión provisional por haber vulnerado la prohibición de contactar con testigos del proceso judicial en su contra por lavado de dinero. El Ministerio Público ha recurrido la resolución. La Fiscalía considera que el 10 de junio incumplió las normas de su excarcelación al presentarse en un acto público junto a Miguel Torres, testigo de la acusación que declaró en el despacho del fiscal junto a la abogada de Fujimori el 3 de septiembre. El juez ha apercibido a Fujimori y le ha instado a cumplir estrictamente sus condiciones de excarcelación.

Según la investigación, que ha culminado y se está a la espera de conocer si la Justicia decide abrir juicio, Fujimori y su partido ocultaron millonarias donaciones de grandes empresas en una contabilidad ficticia donde figuraban múltiples y numerosos donantes particulares.

Fujimori esperará en libertad sus recursos que persiguen otorgarle la presidencia por el supuesto fraude electoral. La líder de Fuerza Popular confiaba en una decisión favorable a su libertad a las puertas del juzgado frente a sus seguidores: “Tengo confianza ya que la petición del fiscal es infundada”.

Sin pruebas de fraude electoral

Horas antes de su comparecencia ante el juez, Fujimori solicitó a los ciudadanos publicar pruebas del supuesto fraude electoral en redes sociales con la etiqueta #DenunciaLaTrampa: “Ya sabemos lo que hicieron para voltear la elección. Hoy necesitamos saber cómo lo hicieron. Si tienes algún testimonio o prueba de cómo Perú Libre hizo trampa en mesa denúncialo en redes, llévala a un medio o envíala para que nosotros la hagamos pública”. El académico de la Universidad Nacional Autónoma de México y experto en política peruana Camilo Cruz señalaba a LA RAZÓN que “cualquier decisión que tome el juez generará crispación”.

El país espera con tensión y marchas de ambos bloques la proclamación oficial del nuevo presidente peruano. Se espera que el tribunal electoral otorgue la victoria a uno de los candidatos en una semana tras evaluar los 266 recursos de nulidad de actas electorales que representan unos 200.000 votos. Este sábado los órganos electorales regionales desestimaron de 943 denuncias presentadas por Fujimori sobre “hechos muy graves” que no han quedado demostrados. Fuerza Popular ha apelado ante la Jurado Nacional de las Elecciones (JNE) al que le corresponde dar su veredicto en los próximos días. Las acusaciones de fraude de la derecha están siendo rechazadas por los órganos electorales. El JNE ha desestimado este lunes cinco recursos de amaño, tres de ellos presentados por la formación fujimorista.

Un grupo de veteranos militares han animado a las Fuerzas Armadas a impedir que Castillo sea proclamado presidente “de forma ilegal e ilegítima”. El presidente interino, Francisco Sagasti, ha tratado de rebajar la tensión declarando que “quien se proclame presidente el 28 de julio” en la toma de posesión lo hará “tras unas elecciones limpias y transparentes”.

La aspirante presidencial está acusada de lavado de dinero en una gran operación anticorrupción que afecta a varios Gobiernos de América Latina. La Fiscalía solicita 30 años de condena contra la hija del ex presidente Alberto Fujimori, quien cumple una pena de 25 años por crímenes contra los derechos humanos al ser considerado autor indirecto de 25 asesinatos.

Cruz explica la importancia del resultado electoral para el futuro de Fujimori: “Si fuese proclamada presidenta, se frenaría el juicio contra ella debido a la inmunidad que la ley otorga al presidente de la República de Perú. El caso pasaría a un juicio político en el Parlamento o, tal vez, una moción de censura en contra de Fujimori”.

El académico lamenta la enorme tensión que está generando el proceso electoral: “La justicia se ha politizado. El discurso político se ha polarizado. El fujimorismo quiere imponer el relato del amaño mientras Castillo debe ser capaz de pactar con sectores que no son afines a su política. El gran reto del nuevo presidente será unir a los peruanos”