Rusia abre fuego por mar y aire para avisar a un destructor británico que salga de las aguas de Crimea

Londres niega que su barco de combate haya recibido disparos de advertencia. Esta sería la primera vez desde el fin de la Guerra Fría que Moscú usa munición real para disuadir a una nave de la OTAN

El destructor británico HMS Defender en Ordesa
El destructor británico HMS Defender en OrdesaDPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Un buque de guerra de la Flota del Mar Negro de la Armada Rusa lanzó disparos de advertencia este miércoles para obligar a un destructor británico a abandonar aguas cercanas a Crimea, dijo el Ministerio de Defensa ruso. En la operación también participó un avión de combate ruso Su-24, que arrojó cuatro bombas ante el destructor británico para que no siguiera navegando por esa zona rusa. Según medios rusos, el destructor Defender de la Armada británica cruzó la frontera estatal de la Federación de Rusia y avanzó tres kilómetros cerca del cabo Fiolent, en las aguas territoriales de Crimea, anexionada por Moscú en 2014.

Esta es la primera vez desde el fin de la Guerra Fría que Moscú utiliza munición real para disuadir a un buque de guerra de la OTAN, lo que refleja las crecientes tensiones entre Rusia y Occidente.

“El destructor fue advertido con antelación sobre el posible uso de armas en caso de que violase la frontera estatal de Rusia. No reaccionó a la advertencia”, ante lo cual la Flota del Mar Negro abrió fuego de advertencia, informó el Ministerio de Defensa, citado por la agencia Interfax. Moscú añadió que un bombardero ruso Su-24 arrojó 4 bombas OFAB-250 delante del barco británico para persuadirlo de que cambiara de rumbo.

Londres lo niega

El Ministerio de Defensa británico dijo, en cambio, que no hubo disparos de advertencia rusos contra el HMS Defender de la Royal Navy: “Creemos que los rusos estaban realizando un ejercicio de artillería en el Mar Negro y lanzaron a la comunidad marítima una advertencia previa de su actividad”, dijo el Ministerio de Defensa en un comunicado en Twitter.

El destructor HMS Defender británico
El destructor HMS Defender británicoLPhot Ben Shread / BRITISH ROYALEFE

Tras el incidente, Moscú citó al agregado militar de la Embajada de Reino Unido en Rusia. El pasado 14 de junio Rusia informó de que la Armada Rusa había iniciado el seguimiento del destructor británico y de la fragata Everton de la Marina holandesa tras el ingreso de ambos buques al mar Negro.

Sergei Tsekov, senador de Crimea, calificó los movimientos del buque de guerra británico como “una flagrante violación de las normas y estándares internacionales”, advirtiendo que podría “provocar un conflicto grave”. Rusia ha venido acusando con frecuencia a la OTAN de realizar operaciones “desestabilizadoras” en el Mar Negro, a pesar del hecho de que los miembros de la OTAN, Turquía, Grecia y Bulgaria, han realizado reclamaciones territoriales sobre sus aguas.

Rusia anexionó la península de Crimea de Ucrania en 2014, una medida que no fue reconocida por la mayoría de los países del mundo. Rusia ha mostrado un gran enfado en varias ocasiones con las incursiones de buques de guerra de la OTAN cerca de Crimea, considerándolas desestabilizadoras.

Preguntado por el diario The Moscow Times, Rob Lee, experto y profesor del King’s College de Londres, dijo que el uso de disparos de advertencia por parte de Rusia a un barco de la OTAN supone un “nuevo” desarrollo. “Rusia ha realizado algunas interceptaciones navales y aéreas muy agresivas, pero esto sería nuevo. Y ciertamente mucho más importante que las interceptaciones agresivas habituales”.

“La misión del HMS Defender en el Mar Negro es política: proyectar presencia, apoyar a Kiev y recordarle a Moscú que su anexión no fue olvidada ni aceptada”, tuiteó Mark Galeotti, miembro asociado del Royal United Services Institute y experto en Rusia.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, reaccionó a los disparos de advertencia diciendo que este incidente demuestra “la política agresiva y provocativa” de Rusia que constituye “una amenaza para Ucrania y sus aliados”.

En las últimas horas se ha sabido que Reino Unido se ha comprometido a proporcionar a Ucrania dos barcos de desminado de la clase Sandown y que ayudará a Kiev a producir nuevas patrulleras, restaurar antiguos astilleros ucranianos y construir dos nuevas bases navales en los mares Negro y Azov.