Merkel pide que los países europeos impongan una cuarentena a los británicos

La canciller lamenta que la UE no haya sido capaz de consensuar unos criterios comunes sobre viajes para frenar el coronavirus

Angela Merkel recibe en Berlín al primer ministro libio, Abdul Hamid Dbeibah
Angela Merkel recibe en Berlín al primer ministro libio, Abdul Hamid DbeibahCLEMENS BILANEFE

La canciller Angela Merkel ha pedido que otros países europeos sigan el ejemplo de Alemania y se aseguren de que las llegadas de las ‘áreas variantes del Delta’ gravemente afectadas completen una cuarentena obligatoria.

Hablando en el Bundestag durante una sesión de preguntas y respuestas el miércoles, Merkel dijo que le gustaría que los Estados europeos apliquen una cuarentena para las personas que vienen de regiones donde se está extendiendo la variante Delta más contagiosa, incluido Reino Unido.

“En nuestro país, si vienes de Reino Unido, tienes que entrar en cuarentena, y ese no es el caso en todos los países europeos, y eso es lo que me gustaría ver”, explicó Merkel.

Alemania impuso una prohibición de viajar desde Reino Unido en mayo, a pesar de las altas tasas de vacunación y el bajo número de casos en ese momento, debido a la propagación de la variante Delta, que se detectó por primera vez en India. Otros países en la lista de ‘variantes de virus preocupantes’ de Alemania incluyen India, Brasil y Suráfrica.

Hay algunas excepciones, incluso para residentes y ciudadanos alemanes. Pero cualquiera que llegue debe seguir reglas más estrictas de pruebas previas al vuelo y permanecer en cuarentena durante 14 días a su llegada a Alemania, independientemente de si está completamente vacunado o no.

Pero existen diferentes reglas en Europa para viajar, y particularmente cuando se trata de llegadas a Reino Unido. España, por ejemplo, todavía no tiene restricciones para los turistas británicos.

El martes, Merkel reconició que era problemático tener un mosaico de regulaciones de viaje en Europa. “Lamento que aún no hayamos logrado tener una acción completamente uniforme entre los Estados miembros sobre las pautas de viaje, eso está volviendo a atormentarnos”, dijo a los periodistas.

Merkel citó el ejemplo de Portugal, donde el Gobierno se vio obligado este mes a retrasar el proceso de reapertura posterior al cierre en Lisboa y otros tres municipios después de un aumento en los nuevos casos de covid-19.

El doctor Andrea Ammon, director del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), declaró hoy que la variante Delta probablemente constituirá el 90% de todos los casos de covid en los países de la UE a fines de agosto.

Se cree que es entre un 40 y un 60% más transmisible que la variante Alpha (detectada por primera vez en Reino Unido) y la cepa dominante actual en Alemania.

“Según la evidencia científica disponible, la variante Delta es más transmisible que otras variantes circulantes y estimamos que para fines de agosto representará el 90% de todos los virus del SARS-CoV-2 que circulan en la Unión Europea”, dijo Ammon. “Desafortunadamente, los datos preliminares muestran que también puede infectar a personas que han recibido solo una dosis de las vacunas disponibles actualmente.

“Es muy probable que la variante Delta circule ampliamente durante el verano, particularmente entre las personas más jóvenes que no son el objetivo de la vacunación. Esto podría aumentar el riesgo de que las personas más vulnerables se infecten y experimenten una enfermedad grave y la muerte si no están completamente vacunadas.

“La buena noticia es que haber recibido dos dosis de cualquiera de las vacunas disponibles actualmente proporciona una alta protección contra esta variante y sus consecuencias. Sin embargo, alrededor del 30% de las personas mayores de 80 años y alrededor del 40% de las personas mayores de 60 años aún no han recibido un curso de vacunación completo en la Unión Europea”.

Ammon dijo que hasta que las personas vulnerables estén protegidas, la circulación de la variante Delta debe mantenerse lo más baja posible mediante medidas de salud pública, y la vacunación debe continuar lo más rápido posible.

“En esta etapa, es crucial que la segunda dosis de vacunación se administre dentro del intervalo mínimo autorizado desde la primera dosis, para acelerar la velocidad a la que las personas vulnerables quedan protegidas”, dijo Ammon.

“Soy consciente de que se requiere un esfuerzo importante por parte de las autoridades de salud pública y de la sociedad en general para lograr este objetivo. Pero ahora es el momento de hacer un esfuerzo adicional”.